Carolina Marín roza las medallas tras alcanzar las semifinales con brillantez

Carolina Marín

La jugadora española de bádminton Carolina Marín ya está a las puertas de la medalla tras lograr este martes el pase a las semifinales de los Juegos Olímpicos, billete logrado con brillantez al derrotar en cuartos de final a la surcoreana Ji Hyun Sung (21-12, 21-16).

Tras sumar dos cómodas victorias en la primera fase, Marín, número uno del ranking mundial, afrontaba un cruce peligroso contra Ji Hyun Sung, séptima mejor jugadora del mundo y a la que había vencido en cinco de sus seis duelos precedentes. Se repitió la historia e intentará asegurar la medalla el jueves a las 13.30 (hora española) contra la china Xuerui Li o la tailandesa Porntip Buranaprasertsuk.



En 44 minutos, la onubense selló su pase a semifinales y culminó una actuación muy sólida, mandando siempre en el juego y en el marcador. De esta forma, la doble campeona mundial y europea ya roza su primera medalla olímpica, aunque no se conformará con menos que el oro, vista su ambición.



En la repetición de la semifinal del último Mundial, Marín calcó la misma fórmula en ambos sets, con sendos inicios muy poderosos que le permitieron moverse siempre con ventaja en el marcador e ir minando la confianza de la asiática.



En el primero, se puso 6-1 arriba, aunque los mejores minutos de Ji Hyun Sung le permitieron recortar la desventaja a la mínima expresión (9-8). Sin embargo, Marín recobró la iniciativa con un parcial de 5-0 y extendió su diferencia a los siete puntos (16-9) exhibiendo toda su variedad de recursos técnicos.



La facilidad con la que perdió el primer set pasó factura a la surcoreana y agigantó aún más a Marín, que arrolló al inicio del segundo parcial (8-0). Desde ese momento, la andaluza supo contemporizar a la perfección y, sin dejar que la renta nunca bajara de los cuatro puntos, selló su pase a semifinales con autoridad.