Carolina Marín, a cuartos con autoridad

Carolina Marín, en los Juegos de Río (Foto: Europa Press)

La onubense ya se asegura el diploma olímpico, un premio 'menor' para su ambición de apuntar a medalla.

La jugadora española Carolina Marín ya está en los cuartos de final del torneo de bádminton de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro tras derrotar este sábado con claridad a la danesa Line Kjaersfeldt por dos sets a cero (21-16, 21-13), mientras que Pablo Abián debutó en la cita con una contundente triunfo ante Jaspar Woon Chai Yu, de Brunei, por 2-0 (21-12, 21-10).

 

Después de su plácido debut ante la finlandesa Nanna Vainio, ante la que sólo perdió diez puntos, la actual campeona del mundo tenía un choque teóricamente más duro ante la vigesimocuarta del mundo, pero lo solventó con autoridad para entrar directamente en la antepenúltima ronda. Así, la onubense ya se asegura el diploma olímpico, un premio 'menor' para su ambición de apuntar a medalla por el dominio que ha ejercido en este deporte y del que se pudo ver algún atisbo ante la danesa, a la que había derrotado en sus anteriores cuatro enfrentamientos.

 

Dos de esas victorias habían sido este año, y en la última, hace tres meses, Kjaersfeldt había dejado claro que era una rival incómoda, por lo que Marín saltó a la pista avisada y preparada para hacer valer su mayor calidad. La andaluza, pese a que le costó encontrar su mejor juego, casi siempre dominó el marcador. Empezó fuerte, con un 4-0 ayudado por los errores de su rival, que se volvió a meter en el parcial tras una mala racha de la española. Esta no perdió la iniciativa y en cuanto se acercó a un nivel, se despegó denitivamente (17-11) y pudo cerrar sin complicaciones el set. La danesa intentó apretar después y no desengancharse de inicio, pero muy pronto, la andaluza ya le doblaba en el marcador (14-7). Un parcial de 0-4 dio oxígeno a su oponente, pero otro acelerón terminó con la emoción tras 41 minutos.

 

Poco después, le tocó el turno al representante masculino, Pablo Abián, que al contrario que la andaluza, se estrenaba en el torneo, y lo hacía ante un rival teóricamente sencillo como Jaspar Woon Chai Yu, de Brunei. El aragonés tenía enfrente al 407 del mundo e impuso su mejor ranking para deshacerse de su primer oponente sin demasiadas complicaciones por 21-10 y 21-12, en poco más de media de hora de partido.

 

Este domingo tendrá un oponente mucho más peligroso como el hongkonés Yun Hu, duodécimo del mundo. Pese a todo, Abián estuvo en todo el momento concentrado y no dejó que la supuesta menor calidad de Yu le hiciese caer en la relajación. El asiático aguantó en el primer parcial, donde estuvo empatado (8-8), antes de que el español se impusiese con claridad. En el segundo, siempre fue con buena ventaja por delante y terminó por la vía rápida con la resistencia de su rival