Carlos Urroz, director de ARCO: "Sería muy positivo una ley de mecenazgo para todo el mercado del arte"

El color que tiñó las principales vías de Madrid en 2012 para anunciar la llegada de ARCO fue el azul. Este año, una línea de carteles de un naranja fluorescente traza las calles de la capital ante la llegada inminente de una de las ediciones más difíciles de la historia de la feria, que este año se enfrenta a un presupuesto más ajustado y a una fuerte subida del IVA.
MADRID, 10 (EUROPA PRESS)



Según ha indicado el director de la feria, Carlos Urroz, en declaraciones a Europa Press, ARCO "no es deficitaria". "Cumple sus objetivos, tiene un presupuesto equilibrado y lo que ingresa, lo gasta", defiende. En este sentido, señala que la feria está "totalmente a flote" y afirma que seguirá adelante en futuras ediciones.

Este año, el presupuesto "se ha ajustado más" y "se ha optimizado el gasto para intentar hacer casi lo mismo". En concreto, la promoción se ha centrado mucho en las acciones de ARCO: "traer a gente a la feria y asegurarse de que va a haber negocio en la feria". Sin embargo, las acciones más dirigidas a las "relaciones públicas o a la publicidad e imagen" que habitualmente tenían lugar a lo largo del año "se han limitado".

En palabras de Urroz, ARCO es una feria internacional, donde "muchas de las compras se hacen entre ciudadanos de distintos países", por lo que "no será un reflejo del mercado nacional", que en los últimos cinco años se ha contraído un 33 por ciento, según lo revela el informe 'El mercado español del arte en 2012', realizado por la Fundación Arte y Mecenazgo de La Caixa.

Respecto a la Ley de Mecenazgo, ha subrayado que "para todo el mercado del arte sería muy positivo una ley de mecenazgo", que sea "eficiente y que favorezca a la colaboración público-privada o entre coleciones particulares y museos, y que fomente el mercado del arte, como hizo en Francia".

OBJETIVO: MERCADOS EMERGENTES

A esta feria de arte acudirán "muchos compradores de Latinoamérica y Centroeuropa". Sin embargo, también hay algunos países ausentes y grandes objetivos: "Afianzar la presencia en Europa del norte, Estados Unidos --un objetivo en el que siempre trabajamos-- y mercados emergentes como China, nordeste asiático o Emiratos Árabes".

Son precisamente estos compradores los que podrán compensar la falta de adquisiciones institucionales de comunidades autónomas o ciudades, aunque se mantienen las compras de grandes colecciones, como las del museo Reina Sofía, la Comunidad de Madrid o la Fundación Mapfre.

En concreto, Urroz ha señalado que ARCO acogerá a un grupo de diez centros de arte con sede al otro lado del Atlántico. "Confiamos en que muchas obras terminen en museos norteamericanos", ha señalado Urroz.

Los patrocinadores son escogidos "muy cuidadosamente", explica Urroz, y son elegidos porque son "buenos compañeros de viaje". "Llevan a cabo acciones en el campo del arte o su público es afín al de ARCO", sostiene el director de la feria, quien subraya que no se admite cualquier patrocinador, sino "solo aquellas empresas que entienden lo que es el lenguaje contemporáneo".

El año pasado una de las obras estrella que más llamó la atención fue una escultura de Franco metida en una máquina de refrescos. Este año, el arte turco será "una de las grandes sorpresas de la feria, tanto por sus lenguajes como por su formato", afirma Urroz.

"Animo a que la gente descubra un poco más los artistas, que no siempre la pieza más llamativa es la más interesante. Los buenos artistas suelen ser muy calmados en su presentación", ha manifestado el director de ARCO.