Carlos Suárez: "Estoy preocupado por el tema del Salmantino. La FIFA cuando muerde, no suelta"

El presidente del Real Valladolid cree que hay motivos más que suficientes para preocuparse porque la intervención de la FIFA en el 'caso Salmantino' podría acabar con el fútbol en Castilla y León. Así lo ha manifestado en los micrófonos de Radio Valladolid.  

Tras la asAmblea de la Federación española celebrada el jueves en Bilbao, donde se decidió abrir expediente a la territorial de Castilla y León por el tema de la admisión del Salmantino a las competiciones, el presidente del Valladolid, Carlos Suárez ha hablado en los micrófonos de Radio Valladolid y ha reconocido su preocupación ante la posibilidad de que su club, lo mismo que el resto de clubes pertenecientes a la Territorial, sean expulsado de la competición, junto al resto de equipos de Castilla y León

 

"Hasta ayer no estaba preocupado por la apertura del expediente porque entendía que se tendría que buscar una solución pero no sé porque razones o no voy a entrar, se le ha dado demasiada publicidad al tema porque a alguien le interesa que se sepa que ha habido una jueza que ha decidido saltarse la normativa deportiva y obligar a que se inscriban amenazando con tomar medidas contra los que no lo permitieran. Esto ha llegado a FIFA y todos sabemos, porque ha habido muchísimos casos, que cuando entran en una cosa así y muerden, no sueltan", señala el presidente del Valladolid en el programa de la Cadena SER. De hecho recuerda casos como los de la Liga griega donde por encima de las resoluciones judiciales la FIFA no ha permitido que clubes que no habían cumplido su normativa compitieran. 

 

Suárez explica los riesgos que cree que se corre: "La expulsión de la asociación de la Federación Española. La Federación dice: Tenemos fundadas esperanzas de organizar un Mundial, tenemos equipos en Champions y alguien va a pagar y entienden que el menos daño es excluir a la Federación de Castilla y León y a los que formamos parte de ella".

 

Suárez espera que se busque una solución: "Quiero creer que van a llegar a un acuerdo. Creo que las cosas se han hecho muy mal, que ha habido una serie de injerencias que no debía haber pero también tengo que respetar la decisión de esta señora porque no concibo que haya tomado la decisión con ánimo de dañar a nadie. Pero la cosa se está poniendo seria y preocupa. Alguien tendría que responder del daño que podría causa", señala. 

 

Apunta además hacia quien cree que debe tomar cartas en el asunto: "El Consejo Superior de Deportes tiene algo que decir porque esto es una exclusión de competencias porque ellos tienen esas competencias sancionadores en último extremo. Tendrá que ver si es una decisión que tiene ver con la normativa deportiva o es algo que se decide en un Juzgado sin más", finaliza el presidente. "Tienen que trasladar a la Territorial la notificación del expediente, hay un tiempo de apelaciones y no creo que antes de final del año esto pueda estar resuelto".