Carlos Jean, quinto director en doce años para un Fácyl cada vez más menguante

El conocido dj será el nuevo coordinador del Festival Internacional de las Artes, que ha conocido cuatro directores en las seis últimas ediciones mientras sigue menguando su programa y presupuesto.

El Festival de las Artes de Castilla y León, más conocido en los últimos años como el Fàcyl, no encuentra la estabilidad en Salamanca. Si su programación y duración han ido a menos en los últimos años, tampoco ha ayudado el hecho de que la Junta ha puesto el festival en varias manos que no han logrado dar la coherencia necesaria a esta apuesta. Carlos Jean es el quinto que lo va a intentar, con el objetivo de que el festival de el salto cualitativo que hace años se le exige.

 

Posiblemente, el único que entendió el festival fue su coordinador original. Guy Martini fue el director artístico del Festival de las Artes durante sus primeros años, los de mayor presupuesto, pero también los de mayor riesgo. El director francés llevó las riendas del festival desde su primera edición, en 2005, hasta la de 2009, la última que llevó su sello.

 

Meses después de la finalización de aquella edición fue despedido con una llamada de teléfono en septiembre, una decisión que se comentó había tenido tintes políticos porque Martini era además jefe de Programación de la Fundación Siglo, y logró su mayor relieve cuando Silvia Clemente era consejera; el cambio en la cartera de Cultura con la llegada de María José Salgueiro en 2008 pudo tener algo que ver. "La de mi cese ha sido la primera comunicación que he mantenido con los responsables desde el 10 de mayo, se ve que no estaban contentos conmigo", dijo entonces el francés.

 

 

PRESUPUESTO Y PROGRAMA MENGUANTES

 

La Junta explicó entonces que se pretendía dar un cambio de rumbo al festival, que no acababa de encontrar su sitio en el complicado panorama, y que ya empezaba a sentir la crisis en forma de recortes presupuestarios: la edición de 2009, con sus 1,5 millones de euros de presupuesto, tenía la mitad de cuantía que en 2008. 

 

El presupuesto ha ido cayendo paulatinamente y, en las últimas ediciones, se ha situado muy lejos de aquellos primeros años. En 2015 y 2014 su presupuesto ha rondado los 475.000 euros. Eso es casi la mitad de lo que costaba la subsede de la Granja de San Ildefonso, que existió en las dos primeras ediciones. También ha ido a menos el festival en duración. La primera edición se prolongó durante un mes, la segunda ya duró quince días y así se mantuvo hasta 2011, cuando no hubo programación más que para una semana; en 2012 pasó a su actual formato, con un programa de cinco días.

 

 

DIRECCIÓN INESTABLE

 

A partir de 2010, la Junta eligió la figura del director invitado para poner el festival en diversas manos. Curiosamente, esta fue una idea del propio Martini, que designó en 2009 al director de ópera Calixto Bieito. Y Bieito fue precisamente el primero que ocupó la nueva dirección en 2010.

 

Bieito se hizo cargo de las ediciones de 2010 y 2011, y en 2012 toma el relevo Sonia Martínez, directora también de la programación de la Fundación Siglo y directora-coordinadora del Fàcyl. No obstante, en febrero de 2013, y tras sólo una edición, la Junta prescindió de Martínez en el marco de los recortes de personal en la Fundación Siglo. La última en ocupar en cargo ha sido Cristina Mateo en las tres últimas ediciones, que ahora va a ser sustituída por Carlos Jean para 2016. Será el quinto director del festival en doce ediciones, y el cuarto en los seis últimos años.

 

El conocido dj y productor pasa de ser uno de los artistas invitados en el festival a dirigirlo. Curiosamente, el año pasado estaba en la programación pero su concierto se tuvo que suspender por la lluvia. No obstante, Jean tiene sobrado conocimiento de Salamanca. Durante los últimos años ha sido el 'dj de cabecera' del Ayuntamiento y uno de los nombres recurrentes en la programación cultural.