Carlos García Sierra acusa al PSOE de haber "perdido el rumbo" en la Diputación

El portavoz del equipo de Gobierno de la Diputación cree que cuando al PSOE no le gustan las normas "tiene la salida demagógica de acusar de déficit democrático". Les acusa de "dejaciónde funciones" en su labor de oposición. 

El Portavoz del Equipo de Gobierno de la Diputación de Salamanca, Carlos García Sierra, ha mostrado su rechazo ante el comportamiento y las declaraciones del Grupo Socialista en la institución provincial, quien en el día de hoy acusó al Presidente y el Equipo de Gobierno de falta de transparencia y déficit democrático.

 

Carlos García Sierra señaló que “el PSOE de la Diputación ha perdido el rumbo con su actitud el pasado pleno provincial, ya que estaban más pendiente de lo que sucedía fuera del salón de plenos que de lo que se debatía en el mismo”. “Democracia –continuó- es respetar las normas que todos nos hemos dado y cuando no les gustan, el PSOE tiene la salida demagógica de acusar de déficit democrático y falta de transparencia”.

 

El presidente de la Diputación –recuerda el portavoz- no prohibió el acceso al salón de plenos, sino que se limitó a cumplir una norma que regula el aforo del mismo. Es más, pidió al personal del Grupo Popular presente en el salón que abandonaran el mismo para facilitar el acceso al mayor número de personas posible.

 

El portavoz del Grupo Popular considera que situaciones como esta no son motivo para que el Grupo Socialista haga dejación de funciones y no lleve a cabo su labor de oposición.

 

Respecto a la falta de debate en las mociones de urgencia, Carlos García recuerda que el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Diputación de Salamanca establece cómo se debaten esas mociones a pesar de que muchas de las que presentan tienen poco de urgente. En opinión de García Sierra, el PSOE abusa de la presentación de las mociones de urgencia para impedir que el equipo de gobierno tenga conocimiento de las mismas y pueda debatirlas en condiciones de igualdad, porque en la mayoría de los casos no son referidas a competencias de la Diputación, y por tanto, se carece en ese momento de la información precisa para su debate. “Ese comportamiento sí que es poco democrático”.

 

El Presidente de la Diputación y el Equipo de Gobierno siguen apelando al consenso como sucedió en el último pleno, en el que el Grupo Socialista presentó una moción, en tiempo y forma, incluida en el orden del día, y una vez debatida, llevó al acuerdo de los dos grupos para presentar una moción conjunta referida al pago a proveedores y que afecta a varios municipios.

 

Para el equipo de gobierno de la Diputación “el PSOE en la Diputación está más interesado en destruir que construir. El único déficit que hay es el que dejó el PSOE al abandonar el Gobierno de España, que contó con el silencio y la complicidad de sus compañeros socialistas en Salamanca, que no dijeron nada ni presentaron moción alguna para denunciarlo”.