Carlos Fabra consigue el tercer grado año y medio después de ingresar en prisión

Carlos Fabra, en el juicio por el caso Naranjax

El expresidente de la Diputación de Castellón podrá pernoctar en casa porque se le ha concedido el tercer grado contra la opinión de instituciones penitenciarias.

La juez de Vigilancia Penitenciaria del Juzgado número 3 de Madrid  ha concedido el tercer grado penitenciario al ex presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión. Esta decisión se ha producido en contra del criterio de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que se opuso a la concesión de este tercer grado por la que Fabra sólo tendrá que acudir a pernoctar a la prisión.

 

La juez considera que el interno ha evolucionado favorablemente, que ha abonado su responsabilidad civil, que tiene una condena corta, que tiene más de 70 años y que hay poco riesgo de reincidencia.

 

Actualmente el preso se encuentra interno en la cárcel de Aranjuez y estaba clasificado en segundo grado lo que le había permitido disfrutar de varios permisos ordinarios de salida de la cárcel. Fabra entró en prisión en diciembre de 2014 para cumplir una condena de cuatro años por fraude fiscal, aunque fue absuelto de los delitos de cohecho y tráfico de influencias.