Carlos Díaz: “El año 2012 será el de la recuperación del sector”

Un salmantino ha sido elegido para dirigir el rumbo del sector del porcino durante los prĂłximos aĂąos con un objetivo claro: defender los intereses de la industria del ibĂŠrico

“La línea de trabajo que hay que seguir es la que había hasta ahora e intentar normalizar la situación del ibérico después de unos años de irregularidad”, señala Carlos Díaz, gerente a su vez de la empresa Chacinerías Díaz, con sede en Castellanos de Moriscos.

DĂ­az fue elegido presidente de Iberaice, en sustituciĂłn de Julio Revilla, industria que tiene una representatividad superior al 90% de la producciĂłn de carnes y productos elaborados de ibĂŠrico de EspaĂąa y que se incluye en la AsociaciĂłn de la Industria de la Carne (AICE), englobando a mĂĄs de 300 empresas del sector. No en vano, en la provincia de Salamanca, concretamente en Guijuelo, se encuentra un porcentaje muy elevado de la producciĂłn de cerdo ibĂŠrico.

Este sector ha pasado por altibajos en los últimos años, con un gran descenso de los precios, “pero al final el producto se ha vendido, pero la industria no puede soportar que lo haga un 30% más barato que hace unos años”, señala. No obstante, Díaz es moderadamente optimista respecto al futuro del sector, porque “el sector puede pasar dos o tres años malos pero luego puede regularizarse y volverse a recuperar, y no como ocurre con otros sectores económicos”.

Por ello, las perspectivas son más optimistas “porque desde el sector se han dado pasos importantes y sabemos que el ibérico es una de las joyas de la gastronomía española. Por eso, tenemos claro que 2012 será el año de la recuperación del sector, porque ya se habrá regulado el reparto del ‘stock’ y tiene que ir hacia arriba aunque lo haga a su ritmo”, apunta Díaz.

ÂżIndustrial o ganadero?
“Son las dos partes fundamentales del sector, por lo que ambos lo han pasado mal; el ganadero ha recibido también un precio bajo en origen y el precio del pienso estaba por las nubes, pero el industrial ha tenido que vender el producto muy por debajo del precio real y tardaba mucho tiempo en cobrarlo”.

Aparece en escena entonces la exportación, pero tampoco es una solución fiable para Díaz. “Cuesta mucho acostumbrar a la gente a un tipo de producto como el ibérico y abrir mercado en EEUU o China no es fácil en contra de lo que pueda parecer; los hábitos de consumo están muy establecidos y el ibérico debe introducirse poco a poco”.

IGP Europea
Sin duda, uno de los objetivos que se demandan desde el sector hacen referencia a la creación de una Indicación Geográfica protegida (IGP) que reconozca al ibérico de la Dehesa en el ámbito europeo, “para que se valore más un producto cómo ésta y tenga el reconocimiento que se merece. El proyecto está por el momento en una fase de consulta a la espera de que la CE estudie los trámites”, apunta Díaz.

Por último, y en cuanto a la Norma del Ibérico, “por el momento y a corto plazo, no se prevén grandes movimientos, pero si algo se hace será por el beneficio del sector”, concluye el nuevo presidente de Iberaice.