Carlo Ancelotti quiere cerrar el círculo

El Real Madrid busca su decimoquinta victoria consecutiva ante un Basilea más rocoso ante su público.

 

POSIBLES ALINEACIONES

FC BASILEA: Vaclík; Degen, Samuel, Suchy, Safari; Zuffi, Frei, Díaz, Gashi, González y Embolo.

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Ramos, Varane, Coentrao; Khedira, Illarramendi, James; Bale, Benzema y Cristiano.

ÁRBITRO: Milorad Mazic (SRB).

ESTADIO: St Jakob Park.
 

HORA: 20.45/Canal+ Liga Campeones.

El Real Madrid tratará de continuar con su impecable racha de resultados con una nueva victoria este miércoles (20.45 horas) en un escenario más complicado de lo que parece como el estadio St Jakob Park donde le espera un Basilea que quiere apelar a su fortaleza como local para evitar que Carlo Ancelotti iguale a Miguel Muñoz y José Mourinho.

El técnico español y el portugués comparten el récord de victorias seguidas con el conjunto blanco, las quince que lograron el madrileño en la campaña 1960-1961 y el de Setúbal en la 2011-2012, y que ahora tiene a su alcance el italiano, sabedor de que algún día se tiene que acabar este gran momento.

Sin embargo, no será tan sencillo como se puede presumir pese al estado actual del campeón de Europa, inmerso en un periodo ganador con nueve triunfos seguidos en la Liga BBVA, cuatro en la Liga de Campeones y uno en la Copa del Rey, con 56 goles anotados y sólo ocho encajados. El Basilea se crece en su estadio, plaza difícil para los rivales más grandes, y donde han caído el Chelsea el año pasado (1-0), el Bayern y el United en la 2011-2012 (1-0 y 2-1), o de forma sonora el Valencia en las semifinales de la pasada Europa League (3-0).

Además, el Real Madrid acude a este quinto partido con el pase para los octavos ya garantizado, y prácticamente como primero, salvo que el conjunto de Paulo Sousa le endose una goleada similar a la recibida en el Santiago Bernabéu, que precisamente dio inicio a esta racha de triunfos. Más se juega el campeón suizo, que con seis puntos y tres más que el Liverpool, sabe que arañar algo positivo le afianzaría a falta de jugárselo probablemente en Anfield.

Otra cuestión pueden ser las rotaciones que introduzca Ancelotti de cara a mantener fresco a su equipo de cara al tramo final de 2014, con el Mundial de Clubes incluido. Los principales problemas están el medio donde Sami Khedira se ha vuelto a lesionar por lo que, con Luka Modric, lesionado, complica que Toni Kroos o Isco puedan descansar, y que abre la titularidad Asier Illarramendi, que vuelve tras lesionarse en Granada.

En la defensa, Raphael Varane, por la baja de Pepe, y Fabio Coentrao, para dar descanso a Marcelo e ir cogiendo ritmo, entrarán en el once, mientras que en el lateral derecho Arbeloa y Nacho podrían relevar a un Carvajal que volvió a la titularidad en Ipurua. Sergio Ramos está a una amarilla de la suspensión y podría 'forzarla' para pasar 'limpio' a octavos.

Arriba no se esperan cambios, con Cristiano Ronaldo liderando el ataque y en busca de mejorar sus números goleadores en la Liga de Campeones donde no está al nivel de la Liga BBVA, con sólo tres goles anotados y una menor efectividad. El luso está en la pelea con Leo Messi por superar el récord de Raúl, con el argentino ya compartiéndolo con el madrileño y en busca de superarle en Chipre.

Junto al de Madeira, estará el galés Gareth Bale y Karim Benzema, máximo goleador del equipo en la competición con cinco tantos y marcando en todos los partidos, aunque el francés ya descansó en la visita al Ludogorets y podría dejar su sitio al 'Chicharito' Hernández.

EL BASILEA, FUERTE EN CASA

Con todo, el Real Madrid es el favorito para llevarse la victoria ante un Basilea que opondrá su solidez como local para intentar sorprender a los madridistas. El conjunto suizo sabe que una victoria sería de oro y que incluso les podría dar el pase si el Liverpool no gana en Bulgaria.

Los de Paulo Sousa se han deshecho del Liverpool (1-0) y del Ludogorets (4-0), sin encajar además, y tendrán que esmerarse principalmente en frenar el potencial ofensivo rival que ya sufrieron hace más de dos meses en el Santiago Bernabéu, cuando los de Ancelotti andaban 'tocados' por sus reveses consecutivos ante la Real Sociedad y el Atlético.

El Basilea lleva ocho partidos invicto en St Jakob Park, con seis triunfos, y se ha mostrado fuerte atrás, manteniéndose invicto en 435 minutos. El entrenador portugués no podrá contar con el delantero Marco Streller, lesionado, ni el marfileño Dye, sancionado, y tiene la duda de Xhaka por un problema muscular, mientras que respecto a la ida tiene al chileno Marcelo Díaz, clave en el medio.