Cáritas Salamanca recaudó 52.000 euros para un proyecto de inserción laboral

Esta línea de ayudas ha permitido acompañar a 900 personas en su itinerario de inserción laboral.

Cáritas Española financió en 2015 un total de 180 proyectos de inserción laboral para personas vulnerables gracias a los fondos recibidos de la casilla de la Declaración de la Renta, por medio de la cual los ciudadanos pueden destinar un 0,7% de sus impuestos a la Iglesia y otro tanto a Fines Sociales.

  

Entre estas iniciativas destaca el proyecto Incasa de Cáritas diocesana de Salamanca, que contó el año pasado con una partida de 52.000 euros procedentes del IRPF que les ha permitido acompañar a 900 personas en su itinerario de inserción laboral.

  

Dentro de este proyecto se diseñan diferentes líneas de acción en función de las necesidades de cada persona, que incluyen distintos módulos de preparación para el empleo a través de talleres o cursos de formación laboral, junto a servicios de información y orientación laboral, o el apoyo a iniciativas de autoempleo. Un gran número de las personas que participan en este programa son personas inmigrantes en situación especialmente precaria.

  

Cáritas invita a los contribuyentes a marcar las dos casillas, la de la Iglesia y la de Otros Fines Sociales en su Declaración de la Renta a través del lema 'En tu próxima Declaración de la Renta: mejor2'.

  

"Al marcar ambas opciones de forma simultánea, los ciudadanos estarán colaborando a la vez, y sin coste añadido alguno, con un 0,7% de su base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones que reciben fondos del IRPF para sostener una parte de su labor solidaria", explican desde la organización de la Iglesia católica.

  

Actualmente, el 30% de los contribuyentes no marca ninguna casilla solidaria, por lo que el 1,4% de esos impuestos se destina a otras partidas de los Presupuestos Generales del Estado.