Cáritas Salamanca afronta un gasto de 500.000 euros en el primer semestre de 2013

La institución de los cuatro corazones ayuda a unas 1.600 familias salmantinas.

Cáritas Salamanca ha consumido en el primer semestre del año 500.000 euros de su presupuesto económico para este año. El año pasado la partida global ascendió a 600.000 euros, lo que da una idea del aumento de demanda que la institución católica está viviendo en 2013.

 

Como explican desde Cáritas, actualmente son unas 1.600 las familias salmantinas las que han acudido a solicitar ayudas a la institución diocesana. Entre estas, destacan los perfiles de familias jóvenes de menos de 40 años, con niños, hipoteca y uno o los dos miembros de la pareja en paro, familias monoparentales y parados de larga duración.   

 

A la hora de prestar ayudas, Cáritas basa su selección en el nivel de ingresos, rentas, recursos… aunque Oliva Martín, trabajadora social de la institución, insiste en la flexibilidad de ésta ya que es el estudio de cada caso el que determina finalmente la concesión de la ayuda. En primer lugar se informa a los usuarios de las ayudas que prestan el Ayuntamiento, la Diputación o incluso el Estado, para que en los casos en que sea posible se soliciten inicialmente estas ayudas. Pero la organización diocesana siempre apoya y refuerza las situaciones en las que no alcanza con estas ayudas o en los casos en las que no se conceden.

 

La ayuda más solicitada es la de la vivienda, seguida de la alimentación. Sólo esta última ha consumido 100.00 euros del presupuesto de Cáritas en este primer semestre del año.

 

Dentro del aumento de la demanda se dan incluso situaciones en las que personas que anteriormente figuraban como donantes ahora solicitan ayudas, cosa que al principio sorprendía pero últimamente se esta convirtiendo en algo “normal”. Las ayudas económicas no han cesado, “la situación ha vuelto más vulnerable a la gente”, ya que son cada vez más los que se vuelcan con la causa y arriman el hombro, concluye Oliva Martín.

 

“CÁRITAS ES IGLESIA”

 

Cáritas, a diferencia de ONGS, centros solidarios, casas de acogidas, es una institución perteneciente a la Iglesia, y como dice Esther Berzal, responsable de comunicación, “Cáritas es iglesia” y en esta frase reside el éxito de tan antigua y arraiga organización. A pesar de los tiempos y la adversidad en la que nos encontramos, el hecho de su consolidación en nuestra comunidad, el apoyo de socios, voluntarios, empresas o trabajadores,  y sobretodo la implicación y el refuerzo de la Iglesias, es lo que ha determinado con el paso de los años que esta organización siga en pie y cubra las necesidades de la sociedad.

 

‘Cáritas Diocesana Salamanca’ es la organización de la Iglesia Católica que pretende dar respuestas a las realidades de pobreza y exclusión social en el ámbito de la Diócesis salmantina. Centrando sus acciones en tres dimensiones:

 

*Acogida y ayuda a personas que se encuentren en situación de necesidad.

*Trabajo de promoción e integración con las personas en situación de pobreza y/o exclusión social.

*Un compromiso a través de la formación, sensibilización y denuncia.

 

La institución de los corazones de Salamanca se estructura en cinco áreas; animación comunitaria, inserción laboral, inclusión social, desarrollo institucional, administración y gestión. Contando con un total de 60 trabajadores, unos 600 voluntarios y 25 empresas con corazón.

 

Cáritas es un institución nacional que se divide en función de las diócesis. En Salamanca se extiende por otras localidades, la sede central se encuentra en la ciudad charra, pero Béjar, Ciudad Rodrigo, Guijuelo, la zona de la Sierra de Francia y Peñaranda son algunas de las localidades y zonas de la provincia en las que también se encuentran los corazones de la iglesia.