Cáritas invita por Navidad a trabajar por un mundo más justo en una crisis "cada vez más incierta y desconcertante"

Cáritas invita en su campaña de Navidad de este año, que ha lanzado bajo el lema 'Vive con sencillez y trabaja por un mundo más justo', a trabajar por una sociedad más justa donde el empleo sea una fuente de desarrollo personal y social, en medio de un panorama de crisis "cada vez más incierto y desconcertante".
MADRID, 11 (EUROPA PRESS)



Así, alienta a luchar por un trabajo que sea expresión de la dignidad del hombre o mujer, libremente elegido, que haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación, que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos, que consienta a los trabajadores organizarse libremente y que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación.

Según explican los autores de la campaña, en este último siglo en que "el pilar del desarrollo es la economía", se ha "olvidado que el verdadero progreso es el anhelo humano, común a todos, de ser feliz y hacer felices a los demás". "Trabajar para vivir, para desarrollarnos como personas capaces de crear y proyectar, ha dejado paso al vivir para trabajar, para ganar más dinero, para adquirir más bienes", ha precisado.

Asimismo, la campaña invita a "romper con el vivir subidos en la ola del consumismo, del afán de tener y poseer, con el vivir individualista y con el vivir aceleradamente descuidando las cosas importantes de la vida".

Así, insiste en la necesidad de "vivir sencillamente" como "un estilo de vivir contracorriente a los valores que promueve el modelo económico y social actual, llevando a la práctica el valor evangélico de la sencillez, con todo lo que implica de desprenderse de lo que deshumaniza".

La responsable de la Campaña Institucional de Cáritas, Eva San Martín, ha indicado que "los muros de las desigualdades sociales son cada vez más gruesos, los muros que cierran los caminos para acceder a un trabajo digno y estable son cada vez más altos y los muros que aíslan y hacen vivir individualmente son cada vez más impenetrables". Por ello, anima a construir una sociedad "que no levante muros, sino que los derribe".

Por otra parte, Cáritas ha propuesto a las comunidades parroquiales de toda España dar ocho campanadas esta Navidad, una por cada Objetivo del Desarrollo del Milenio "para que otro mundo sea posible" con el objetivo de recordar a los gobernantes "que esos Objetivos están lejos de cumplirse por su falta de voluntad política" y para recordar a los ciudadanos que tienen que "exigir a los gobernantes que cumplan lo que prometieron en el año 2000".