Cáritas apuesta por la sostenibilidad medioambiental con un 'Círculo del Silencio'

Círculo del Silencio en Salamanca

Bajo el lema 'Por el cuidado de la casa común' tendrá lugar el próximo encuentro de los círculos de silencio. Será el jueves 30 a las 8 de la tarde junto a la iglesia de San Marcos.

Bajo el lema 'Por el cuidado de la casa común' tendrá lugar el próximo encuentro de los círculos de silencio organizado por Cáritas. Será el jueves 30 a las 8 de la tarde junto a la iglesia de San Marcos en Salamanca.

 

Tal y como indican desde Cáritas, en las sucesivas cumbres sobre desarrollo sostenible y cuidado medioambiental, las adhesiones de los distintos países han sido siempre "insuficientes, débiles e ineficaces". "Muchas veces, no se han puesto en práctica las soluciones adecuadas por negligencia, por miedo a la pérdida de votos, por indiferencia o por los intereses de las grandes potencias y los países ricos. Esta falta de voluntad genera una injusticia global del sistema que repercute de forma dramática en las personas más vulnerables del planeta".

 

Por ello, añaden que es necesario hacer "un esfuerzo común de todas las personas, como familia humana universal para alcanzar un consenso mundial que frene el deterioro global del planeta. No hay una solución a la crisis ecológica actual sin un consenso global".


Por todo ello, "nos unimos a la denuncia que hace el Papa Francisco sobre deterioro ecológico y sus causas, que apuntan no sólo a la inconsciencia humana, sino al modelo económico que da prioridad al máximo beneficio. Y nos anima su crítica a los intereses de una economía de mercado entendida como un absoluto y que provoca todo tipo de descartes".


"Creemos que los pequeños gestos cotidianos son capaces de cambiar las cosas y de generar una importante presión social ante los intereses de los poderosos. Apostamos por un modelo alternativo de progreso y de desarrollo basado en la sobriedad, la simplicidad, el respeto a la tierra, y la capacidad contemplativa y relacional. Estamos convencidos de que es posible y necesario llevar a cabo una verdadera revolución cultural que plantee otra definición del progreso. Las cosas pueden cambiar si somos capaces de aunar todos los esfuerzos posibles, junto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad".