Carburantes más caros para conservar las carreteras

Aerco calcula que con un impuesto de entre 3 y 5 céntimos de euro por litro se recaudarían 367 millones de euros anuales

La Asociación de Constructoras de Obra Pública (Aerco) ha propuesto articular un nuevo impuesto sobre los combustibles para vehículos que circulan por carretera, con el fin de obtener recursos para garantizar la conservación del firme de estas vías ante las actuales restricciones presupuestarias. La organización plantea cobrar entre 3 y 5 céntimos de euro por cada litro de combustible que se venda para recaudar unos 367 millones de euros anuales.

Javier Sáenz de Cosculluela, presidente de Aerco, explica que con esta medida se podrían costear los 350 millones de euros al año que, según sus cálculos, cuesta atender el firme de la red estatal de carretera. En opinión del ex ministro socialista, se trata de un gravamen "soportable" para el ciudadano y "no inflacionista", que permitiría "garantizar la seguridad vial, mantener los numerosos puestos de trabajo que esta actividad genera y aprovechar las cuantiosas inversiones en maquinaria realizadas en años anteriores por las empresas del sector" (unas 350 compañías que emplean a unos 35.000 trabajadores).
"Se trata de una medida que requiere muy pocos sacrificios y aporta enormes ventajas a los usuarios de la red de carreteras y al patrimonio viario, lo que finalmente redundará en seguridad y comodidad para todos", argumenta Sáenz de Cosculluela.

Críticas previsibles
En cuanto al eventual rechazo que esta tasa puede provocar entre los camioneros y el resto de transportistas de mercancías por carretera, dada su negativa a que se aplique en España la Euroviñeta (peaje que algunos países europeos cobran a los camiones que circulan por sus autovías), Aerco asegura que, al contrario, este colectivo será "de los más beneficiados".
"Con una carretera en mal estado se tarda más en llegar al destino, se gasta más combustible, se corren más riesgos y el vehículo y los neumáticos sufren un mayor deterioro", expone el presidente de Aerco. "Además, es de justicia individualizar los costes de generación que generamos", sentencia.