Carbajosa de la Sagrada recibe al corredor solidario Alfredo Corralero

El corredor Alfredo Corralero en Carbajosa de la Sagrada

Corralero está recorriendo España de costa a costa, 3.600 kilómetros, con un fin solidario: colaborar con el proyecto que la Fundación Dr. Iván Mañero está desarrollando en África Occidental, y en especial en Guinea Bissau.

Carbajosa de la Sagrada ha recibido al corredor Alfredo Corralero, quien está recorriendo España de costa a costa, 3.600 kilómetros, con un fin solidario: colaborar con el proyecto que la Fundación Dr. Iván Mañero está desarrollando en África Occidental, y en especial en Guinea Bissau.

 

Alfredo Corralero, voluntario de la Fundación Dr. Iván Mañero, está intentando unir corriendo los cuatro puntos cardinales más distantes de la España peninsular en menos de dos meses. Partió del Cabo de Tarifa en Andalucía e intentará llegar corriendo al Cabo Touriñán en Galicia para luego partir desde Estaca de Bares y acabar en el Cap de Creus en Cataluña.

 

 

Después de haber recorrido aproximadamente 800 kilómetros del itinerario previsto, Alfredro Corralero ha llegado a Carbajosa donde ha sido recibido por el alcalde del municipio, Pedro Samuel Martín; el concejal de Deportes, José Álvarez; y por muchos de los integrantes del Club de Running Correcaminos de Carbajosa quienes se han sumado de forma simbólica al reto del corredor acompañándole en el último kilómetro antes del final de esta etapa.

 

Según ha explicado Alfredo Corralero, este proyecto une los valores del deporte con los de la solidaridad, además del esfuerzo, la superación, y la consecución de metas personales. El corredor ya tenía práctica en carreras, y en especial en rutas de montaña, de ahí que buscara un nuevo reto que llegó gracias a los premios de la Fundación GAES. Después vino el resto, un largo elenco de patrocinadores y el apoyo de la Fundación del Dr. Iván Mañero, quien desempeña una importante labor en África Occidental.

 

Los fondos recaudados con esta iniciativa se destinarán a adecuar un consultorio médico en Guinea Bisseau, dotarlo de algunos medios y medicamentos e, incluso, apoyar el pago de salarios del personal sanitario de este centro, “muy humilde en relación a los que nosotros disfrutamos en España”, señaló Corralero.

 

Pero además de conseguir recorrer 3.600 kilómetros en dos meses, a Alfredo Corralero le espera un nuevo reto en las próximas semanas: casarse con su compañera, quien le apoya con la logística en esta dura prueba. Siempre una boda tiene un tinte romántico pero, en esta ocasión además, este enlace, después de casi 20 años juntos, es una forma de que ella pueda disfrutar de dos meses de tiempo libre para acompañar a Alfredo en esta aventura. Por allí donde van entregan su propia invitación: “¡Nos casamos!, no sabemos dónde… sólo te podemos decir que estás invitado”.

 

De esta forma, Alfredo y Rosa quieren agradecer a todas las personas y entidades con las que se van encontrando durante este trecho su apoyo y entrega. Corralero tuvo así palabras de agradecimiento hacia el Ayuntamiento de Carbajosa, quien le ha acogido hoy ofreciéndole cobijo, manutención y un masaje; y al Club de Running Correcaminos… “porque correr acompañado siempre es más llevadero”.