Cara o cruz: Una moneda decide este viernes quién será el alcalde de Cantalapiedra y Masueco

Lo que la víctima recibía no llegaba ni a tres euros

En los dos pueblos empataron en número de votos Partido Popular y PSOE y tal y como marca la ley, cualquier tipo de sorteo sirve para dirimir quién será el alcalde los próximos cuatro años. En Masueco ya se vivió una situación idéntica en 2003.

Las elecciones municipales del pasado 24 de mayo dejaron en el aire las alcaldías de dos municipios salmantinos, Cantalapiedra y Masueco de la Ribera, en la que no solo hubo igualdad en el número de concejales sino que también en el número de votos.

 

Esta situación, con el mismo número de apoyos para Partido Popular y para Partido Socialista, ha llevado a que sea la suerte quien decida el nombre del futuro alcalde de cada una de estas dos localidades.

 

En principio, una moneda decidirá este viernes, con la elección de cara y cruz, a los máximos representantes, una vez se ha comprobado la igualdad absoluta, un caso que ya se dio en Masueco en el año 2003.

 

En esta ocasión, en Cantalapiedra, donde hubo 356 votos para el PP y otros 356 para el PSOE, está en el aire si alcanzará la Alcaldía la popular Juana González o el socialista Miguel Ángel Marcos.

 

En cuanto a la también localidad salmantina de Masueco de la Ribera, el azar decidirá como hace doce años, en esta ocasión los aspirantes a regidor municipal son María Mercedes Pliego del PSOE y el actual alcalde en funciones Marceliano Sevilla del PP.

 

La ley recoge que caso de que existan dos candidaturas con igual número total de votos, el primer empate se resolverá por sorteo mientras que los sucesivos se realizarán de forma alternativa, según recoge el artículo 163.1.c de la Loreg.