Canteranos en la encrucijada

El guardameta Mario Villoria ultima su recuperación antes de decidir por dónde pasa su futuro

No cuentan para Gorka Etxeberría o tienen más que complicado encontrar un hueco en el equipo, así que cuatro canteranos valoran opciones que pasan desde la cesión a la salida del club. 

Mario Villoria, Carlos De la Nava, Raúl Manasé y Sergio Ramos deben resolver su futuro en los próximos días aunque para los cuatros la salida a otro equipo parece la única opción para tener posibilidades de jugar.

 

Los suyos son casos diferentes pero con un mismo nexo común: O no han jugado esta temporada o apenas lo han hecho y las opciones de hacerlo en los próximos meses parecen remotas si se tiene en cuenta que aun restan refuerzos por incorporarse al vestuario blanquinegro. 

 

Raúl Manasé se ha quedado sin ficha federativa ya que fue uno de los descartes de Gorka Etxeberría a la vuelta de vacaciones aunque se mantiene entrenando con el primer equipo. El club le ha dado la posibilidad de salir o bien intentar encontrarle una cesión y, aunque se ha hablado del posible interés del Zamora, aún no se ha concretado nada. La del punta Carlos De la Nava no es la misma situación puesto que él mantiene su ficha pero apenas entra en los planes del 'míster' e incluso se le ha colocado en la órbita del Guijuelo, que necesita atacantes. Eso sí, desde el club chacinero se desmiente que haya interés por él. 

 

Otro que busca salida es Sergio Ramos. El centrocampista, una vez recuperado de su lesión, recibió la noticia de que no iba a entrenar con el primer equipo sino que lo iba a hacer con el Salmantino donde se le ha ofrecido la oportunidad de jugar pero él desde el principio tiene claro que prefiere barajar otras opciones. Ramos, que termina contrato con la UDS en junio, tiene claro su objetivo: "Me gustaría jugar en Segunda B y hay alguna opción que otra. Me gustaría volver en junio y convencer a Etxeberría pero soy realista", comentó el jugador hace unos días. 

 

El último caso es el del guardameta Mario Villoria que llegó a jugar como titular varios encuentros en el arranque liguero y al que el club tuvo que dar la baja tras sufrir una lesión de larga duración el pasado mes de octubre. Entonces se optó por fichar a Raúl Moreno para cubrir su baja con la intención de que a finales de enero, cuando ya estuviera plenamente recuperado, Villoria pudiera salir cedido. Esa posibilidad sigue encima de la mesa aunque también se completa la posibilidad de que baje al Salmantino para acumular minutos y también para ayudar al filial en su periplo en Tercera División.