Cantalpino, La Fuente de San Esteban y Lagunilla reciben ayudas para la conversión de centros del Programa 'Crecemos'

Los 11 centros que experimentarán una adaptación ofertan 182 plazas para niños y niñas de 0 a 3 años y cuentan con una plantilla de 24 trabajadores.
El Consejo de Gobierno ha aprobado subvenciones por un importe global de 304.560 euros a 11 ayuntamientos del medio rural para financiar las obras de conversión de centros del Programa Crecemos en Escuelas de Educación Infantil. Los 11 centros que experimentarán una adaptación ofertan 182 plazas para niños y niñas de 0 a 3 años y cuentan con una plantilla de 24 trabajadores.

Las subvenciones aprobadas están destinadas a financiar las obras de adaptación necesarias en las instalaciones de once centros del Programa Crecemos para poder impartir el primer ciclo de Educación Infantil, después de que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades realizara un diagnóstico del centro y de las posibilidades de adaptación.

La Junta de Castilla y León financia el 90% del coste de la inversión, mientras que el 10 % restante corre a cargo de cada ayuntamiento.

Estas subvenciones van destinadas a las localidades de Lanzahita (Ávila), Castrillo del Val y Santa María del Campo (Burgos), Encinedo (León), Villarramiel (Palencia), Cantalpino, La Fuente de San Esteban, Lagunilla (Salamanca), Abades (Segovia), Cogeces del Monte (Valladolid), Bermillo de Sayago (Zamora). La población conjunta de estas localidades supera los 9.500 habitantes, de los que 151 sin niños de 0 a 3 años.  

Todos estos municipios de menos de 3.000 habitantes contarán así con centros en los que se impartirá el primer ciclo de Educación Infantil, con arreglo a los requisitos de espacio y los contenidos educativos establecidos en el Decreto 12/2008, de 14 de febrero.  

Este decreto establece, en su artículo 11, que se podrán crear o autorizar centros con menos de tres unidades en poblaciones que no superen los 3.000 habitantes siempre y cuando no existan en estas localidades otro centro sostenido con fondos públicos con plazas vacantes que imparta las mismas enseñanzas, la demanda actual y la previsible no justifique la existencia de un centro completo y se pretenda atender a niños de la misma población.  

Con estas subvenciones, los ayuntamientos ven cumplida la necesidad de adaptación de sus centros infantiles Crecemos. Desde septiembre de 2009, un total de 48 centros de conciliación han cumplido todos los requisitos para transformarse en centros educativos.