Cano, al más puro estilo Guardiola, elige el 4-3-3 como nuevo esquema

ENSAYOS. El técnico ya deja entrever en los entrenamientos la idea de equipo que quiere, a falta de la llegada de los refuerzos. LA IDEA. Tres centrocampistas, dos mediapuntas rápidos y un punta rematador
DAVID GUTIÉRREZ

Le han bastado a Óscar Cano un par de semanas escasas de trabajo para empezar a inculcar en sus jugadores un nuevo sistema de juego, más moderno y diferente a los más clásicos puestos en liza por sus antecesores. El preparador granadino, fiel seguidor de la escuela de Pep Guardiola, quiere apostar por un 1-4-3-3 como esquema para su equipo. Claro que esto no implica que la UDS tenga que jugar como el Barcelona. Más que nada porque entre unos y otros jugadores hay un abismo.

De momento, el técnico ya les ha dicho a sus jugadores lo que quiere que sea su equipo tácticamente. Cuatro zagueros, con dos laterales de recorrido pero sin demasiadas alegrías. Un pivote defensivo fijo y dos centrocampistas con libertad de movimientos y con visión de juego y llegada. Y arriba, tres delanteros. Dos de ellos rápidos e incisivos y con facilidad para abrir las zagas rivales para dejar hueco a las llegadas de los dos centrocampistas llegadores. Y en punta de ataque, un delantero rematador. De ahí que el club esté buscando en el mercado dos centrocampistas y un nueve nato para completar la plantilla.

Se trata, pues, de una variante táctica que sólo se ha visto en el Helmántico puntualmente. D’Alessandro apostaba por el 1-4-4-2, mientras que Oliva, Amaral, Martínez o Javi López preferían el 1-4-2-3-1.