Cañete se compromete a presentar un borrador del Ibérico y Clemente destaca su "voluntad de conciliar"

Daniel Rubio y Jesús de la Gándara (DO Guijuelo) y Generoso García, industrial, entre los presentes en este encuentro
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se ha comprometido ante los representantes de las comunidades autónomas a presentar un borrador de la nueva Norma del Ibérico el próximo 1 de octubre, tras lo que se abrirá un plazo en el que se podrán presentar alegaciones.

Así lo ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, quien ha destacado la "voluntad de conciliar" del ministro.

Clemente ha participado este miércoles en una reunión celebrada en la sede del Ministerio en la que han expuesto los planteamientos consensuados por las distintas partes del sector en Castilla y León, como productores o industriales, y que inicialmente rechazaron los planteamientos de la nueva norma en materias como la pureza racial para obtener el apelativo 'Ibérico' o la alimentación de los cerdos.

Así, la consejera ha expuesto las compromisos "de mínimos" alcanzados en Castilla y León en el pasado mes de mayo y que ha reiterado este miércoles en Madrid, como la disminución de menciones alimentarias de las cuatro actuales a dos, que serían cebo y bellota.

En el primero de los casos, ha pedido el establecimiento de parques al aire libre para los animales, así como un espacio "mínimo" en las cochiqueras de dos metros cuadrados para cada individuo. También se establecería una disposición adicional que mantuviera la posibilidad de comercializar las distintas piezas "de acuerdo con la norma actual".

BELLOTA
Por lo que se refiere a la bellota, el acuerdo castellano y leonés propone una reducción del número de cerdos por hectárea de los dos actuales a 0,6, de forma variable en función de las condiciones climáticas, pero con un máximo "de un cerdo por hectárea".

En cuanto a la cuestión racial, Silvia Clemente ha señalado como "imprescindible" el mantenimiento de las denominaciones 'Ibérico Puro' e 'Ibérico', ya que incluir este segundo en otra denominación "que penalice" podría "denostar las producciones".

La consejera, que ha reconocido los "logros" para el sector de la vigente norma, ha advertido de que tiene una "excesiva complejidad" que le ha "impedido" desarrollarse, a lo que se suma que "la mayoría de los sistemas de control no han funcionado".

Clemente ha destacado el "esfuerzo" de todas las partes en Castilla y León para consolidar este acuerdo "de mínimos" sobre la nueva norma, ya que han constituido una "bandera de unificación de cara al exterior" y se mostrado dispuesta a "contribuir en todo lo posible" para "mejorar la norma" de acuerdo con el Ministerio.

Por último, la responsable autonómica de Agricultura y Ganadería ha recordado que el sector del ibérico produce en Castilla y León el 41 por ciento del total porcino, con 352 sociedades registradas y 2.000 explotaciones que dan empleo a más de 6.500 personas y generan más de 15.000 puestos de trabajo indirectos, según los datos de la consejera, que también ha subrayado los más de 600 millones de euros de volumen de negocio anual en la Comunidad, donde existen más de 100.000 cabezas que suponen el 35 por ciento del total nacional.

Asimismo, en Castilla y León se mata el 70 por ciento de todos los cerdos ibéricos del país y se comercializa el 50 por ciento de los jamones, paletas y carne fresca, la cual ha pasado a estar etiquetada "gracias a la vigente norma", un "logro" destacado por Clemente.

En el encuentro han estado presentes los representantes de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico; los consejeros de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Murcia; los presidentes de los Consejos Reguladores de Extremadura, Los Pedroches, Jamón de Huelva y Guijuelo, para abordar la situación del sector del cerdo ibérico.

El objetivo no ha sido otro que mantener contactos para fijar una posición común de cara a los cambios en la Norma de Calidad del Ibérico que contente a todos y no excluya a nadie. Entre los representantes que defienden a Castilla y León, Salamanca y Guijuelo, han estado la consejera de Agricultura, Silvia Clemente; el presidente de la DO Guijuel, Daniel Rubio; el secretario técnico, Jesús de la Gándara; o el industrial de Guijuelo, Generoso García.