Cañete garantiza que el Gobierno "está al día" en el pago de ayudas al desarrollo rural

En cuanto a 2013, ha manifestado que existe el compromiso de abonar 45 millones de euros y que en los cinco primeros meses del año se ingresaron 17,6 de los 18,05 que le corresponden.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que el Gobierno central "está al día" en el pago de las ayudas al desarrollo rural a los profesionales del campo de Castilla y León.

  

En 2012, según ha señalado, se liquidaron íntegramente los 67 millones de euros para este fin y a 31 de diciembre no quedaron en el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) peticiones pendientes de transferir. Asimismo, las cantidades correspondientes a años anteriores han sido abonadas.

  

En cuanto a 2013, ha manifestado que existe el compromiso de abonar 45 millones de euros y que en los cinco primeros meses del año se ingresaron 17,6 de los 18,05 que le corresponden de la financiación de los Programas de Desarrollo Rural a la Comunidad, un  39,01 del 40 por ciento del techo establecido para este año.

  

Arias Cañete, quien ha clausurado en Segovia este martes una jornada sobre la PAC organizada por la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ha expresado que aún hay plazo hasta el 31 de diciembre para cumplir el compromiso adquirido para 2013 y que se harán todos los esfuerzos para proceder al pago a tiempo a pesar de las "enormes dificultades presupuestarias".

  

Con Castilla y León quedarían pendientes para el presente ejercicio 28 millones del montante global, que se hará efectivos a medida que la tramitación de las partidas lo permita.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que la Región solicitó la totalidad de la cuantía desde el principio, pero que el Gobierno ha optado por la prudencia y de momento sólo ha destinado a todas las comunidades el 40 por ciento de la cantidad comprometida.

  

En este sentido, el Ministerio cree "poco oportuno" que a mediados del mes de mayo esta Comunidad haya solicitado casi íntegros los fondos asignados para el conjunto del año --el 96,4 por ciento--. "De habérselos transferido se hubiese causado un grave perjuicio a otras comunidades autónomas", ha advertido.

  

"Haremos todos lo esfuerzos para cumplir con todas las comunidades autónomas", ha insistido el titular de Agricultura, quien ha subrayado que si hay alguna ayuda pendiente con esta Comunidad "no es por culpa del Estado".

  

El Ministerio ha recordado que en la reunión de Autoridades de Gestión del pasado 19 de febrero se acordó aprobar una limitación provisional del envío de la participación de la Administración General del Estado a los Programas de Desarrollo Rural de las comunidades autónomas, hasta el 40 por ciento del techo de financiación establecido para este año. El objetivo de la decisión fue repartir equitativamente los fondos disponibles para el presente ejercicio y atender al máximo, dentro de las limitaciones existentes, las necesidades de financiación.

  

La Secretaría General de Agricultura y Alimentación ha notificado a aquellos territorios que hayan recibido ya el 40 por ciento de las cantidades asignadas para todo el ejercicio 2013 que no se les enviará más dinero hasta que haya más recursos económicos para todas las comunidades con el fin de permitir una distribución equilibrada de los fondos disponibles.

 

REVISIÓN DE LA FINANCIACIÓN

  

Los Programas de Desarrollo Rural, según han señalado fuentes ministeriales a través de un comunicado, son una de las "prioridades" del departamento de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Sin embargo, han añadido, la aplicación de los mismos es competencia exclusiva de cada comunidad. El Ministerio colabora mediante la aportación de fondos complementarios a los que corresponde aportar a la Unión Europea y a cada región.

  

Entre 2007 y 2012, Agricultura aportó fondos para la ejecución del Programa de Castilla y León por valor de 339 millones de euros, el 71 por ciento del total comprometido para el conjunto del mismo.

  

Las mismas fuentes han explicado que en 2012, al ponerse de manifiesto dificultades presupuestarias, el Ministerio realizó una revisión de la financiación anticipada a las  comunidades por diversos conceptos, pues existía una cierta preocupación por la aplicación de los fondos transferidos. En el caso de Castilla y León, esta revisión sacó a relucir deudas por importe de 14,39 millones que estaban en poder de la Comunidad sin haber sido debidamente justificados.

  

Se pactó por ambas partes destinar dichos fondos a la financiación del Programa mediante un acuerdo suscrito el 30 de noviembre entrr el Ministerio y la Junta. Incluyendo esta aportación extraordinaria, el Ministerio aportó una cantidad total de 66,7 millones para financiar el plan de Castilla y León.

  

A 31 de diciembre, según señalan, no quedó ninguna solicitud de la Comunidad sin cubrir por la correspondiente aportación de Agricultura. De hecho, resaltan, quedaron unos remanentes en poder de la Región por importe de 4,38 millones que hubieran podido ser utilizados para financiar su Programa