Cañete: "En la PAC, hay una única posición; cada región no puede tener una política a la carta"

El ministro de Agricultura señala que las ayudas serán de aplicación nacional pese al rechazo de Cataluña y el País Vasco.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado que la Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2014-2020 será de aplicación uniforme en todo el territorio español, pese al rechazo de Cataluña y País Vasco, sin que por tanto existan 17 políticas comunes agrarias.

 

"Hay una política única, no cabe que cada comunidad autónoma tenga una política a la carta porque sería romper la unidad de mercado", ha señalado en una entrevista a Europa Press.

 

Según ha explicado, el Gobierno podía haber adoptado esta decisión sin necesidad de convocar una Conferencia Sectorial, algo que finalmente no hizo con el objetivo de buscar el máximo apoyo de las comunidades autónomas, que respaldaron el acuerdo, excepto Cataluña y País Vasco, como ya ocurrió en 2003. 

 

En este sentido, ha recordado que el Tribunal Constitucional dio la razón al Gobierno después de que Cataluña denunciara la aplicación de la anterior política en materia agrícola.

 

"La aplicación será de un modelo que es muy complejo y que hay que aplicar a todo el Estado. Queríamos una flexibilidad para que no hubiera transferencia de fondos entre agricultores y territorios, y eso nos lleva a un modelo muy complicado", ha señalado Arias Cañete, quien ha añadido que la PAC para el próximo año se aplicará con el mismo modelo de la anterior, pero con el marco presupuestario existente en la actualidad.

 

"PRECIOS RAZONABLES" CON LA LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA

 

Por otro lado, Arias Cañete ha resaltado que la Ley de la cadena agroalimentaria busca el mayor equilibrio entre los eslabones con el fin de evitar "prácticas abusivas" y que los precios sean "razonables" para todos los agentes implicados.

 

"El productor tiene que recibir un precio razonable, que la industria agroalimentaria pueda comprar a esos precios y vender a la distribución con un margen de precios razonables", ha señalado.

 

"Si tenemos una cadena agroalimentaria equilibrada, mantedremos a unos productores que harán alimentos sanos y de calidad, pero si empezamos con una cadena desequilibrada, perderemos la producción nacional y empezaremos a exportarlo todo", ha señalado.

 

En este sentido, Arias Cañete ha afirmado que éste es el mensaje que ha transmitido a las grandes superficies. "Si seguimos apretando, al final la leche la importaremos a otros países y no será tan buena como la española, y tendremos otros productos que importar, porque la gente no va a vender perdiendo dinero", ha señalado.