CANDELEDA (ÁVILA)

En libertad un matrimonio de sexagenarios que cultivaba 800 plantas de marihuana
EFE

Un matrimonio de sexagenarios que fue detenido el pasado sábado en una finca del municipio de Candeleda (Ávila), en cuyo interior fueron descubiertas 800 plantas de marihuana y 23 kilos de cogollos de esta sustancia, se encuentra en libertad con cargos, según fuentes de la investigación.

Esta operación, denominada Tenis, ya que buena parte de las plantas se encontraban escondidas bajo un lona verde en lo que fue una antigua pista para practicar este deporte, fue desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Policial de Ávila. Se trata de una de las más importantes de estas características llevadas a cabo en Castilla y León y la más importante en la provincia de Ávila, donde en la última semana han sido detenidas seis personas por delitos contra la salud pública, relacionados con plantaciones ilegales de cannabis de la clase sativa.

La operación, que aún continúa abierta, se inició a finales del pasado mes de agosto durante la realización de un servicio preventivo de incendios forestales en esta zona del suroeste de la Sierra de Gredos, con el apoyo de medios aéreos, que fueron los que detectaron esta plantación de marihuana de “grandes dimensiones”, según una nota de la Guardia Civil.

El hecho de que la finca se encontrase “perfectamente vallada en todo su perímetro, con lonas y mallas tapando la vista al interior, así como carteles prohibiendo el paso y varios perros de guarda”, hacía “prácticamente indetectable” la plantación desde tierra.

Sin embargo, el helicóptero que sobrevoló la zona descubrió esta plantación, de manera que los agentes, con la preceptiva autorización judicial, registraron esta finca próxima a la Comunidad de Extremadura, donde detuvieron al matrimonio integrado por J.A.V.R. y S.E.L., de 69 y 62 años respectivamente, con residencia en Candeleda.

En el registro de la finca se intervinieron casi 800 plantas de marihuana con un peso total de 320 kilogramos, 83 de ellas secas y listas para su consumo, además de 23 kilogramos de cogollos de cannabis, dos pistolas automáticas, un revolver y una navaja automática.