Cambalache municipal para suplementar con 200.000 euros un contrato caducado

Camión de Aceinsa, concesionaria de la iluminación y otros servicios.

El Ayuntamiento aprueba desviar 202.000 euros del contrato de semáforos al de señalización a pesar de que este último está caducado desde hace más de un año.

La comisión de Hacienda ha aprobado esta mañana, a propuesta del equipo de Gobierno del PP, la ampliación del gasto para el contrato de señalización vertical y horizontal, por importe de 202.000,00 euros. Esta cantidad se consigue de una disminución de la misma cantidad de otro contrato municipal, el de señalización de semáforos. Y se destina a un contrato que está caducado desde hace más de un año, a pesar de lo cual ahora se aprueba este gasto adicional.

 

Este contrato, el de señalización, está caducado y hace más de un año que agotó todas las prórrogas posibles. Se firmó en mayo de 2011 por dos años, prorrogable por un máximo de otros dos, así que desde mayo de 2015 está fuera de todo plazo: 16 meses lleva así. La propuesta la ha realizado el Jefe de la Policía Local y la empresa adjudicataria del contrato cuyo importe se amplía es Aceinsa Movilidad, uno de los favoritos de la contratación municipal: tiene el contrato de señalización, el de mantenimiento de calles en UTE y el contrato del alumbrado público.

 

Ganemos Salamanca ha mostrado su desacuerdo con esta propuesta porque se añade más gasto a un contrato que está fuera de plazo y se deja sin crédito para una finalidad presupuestada, la de los semáforos de la ciudad.