Cálculo personalizado del precio de residencias, albergues y campamentos de la Junta

Las familias con baja capacidad económica pagarán un 72% menos (106 euros al mes) y las de mayor, hasta 539 euros mensuales.

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado el decreto por el que se establecen los precios públicos en residencias juveniles, que contempla el cálculo individualizado para cada persona teniendo en cuenta criterios sociales.

  

De esta forma, las familias con baja capacidad económica pagarán un 72 por ciento menos, una cuantía de 106 euros mensuales, mientras que las de mayor capacidad abonarán un máximo de 539.

  

La modificación de la Ley de Tasas y Precios Públicos y la necesidad de incorporar criterios sociales para diferenciar la aportación de los usuarios al servicio de residencias juveniles ha motivado la aprobación de un nuevo decreto que será publicado este viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León.

  

Entre los aspectos más significativos del decreto destaca la eliminación del sistema tradicional de cuota plana, en el que todos los ciudadanos pagaban lo mismo. Se implanta un sistema de cálculo personalizado que fija el importe que se ha de pagar en función de la capacidad económica del usuario, incorporando criterios sociales.

  

Las nueve residencias juveniles de titularidad de la Comunidad de Castilla y León ofertan algo más de 900 plazas para jóvenes estudiantes y trabajadores que necesitan residir fuera de su domicilio habitual; de estas plazas, el 86 por ciento son en habitación compartida -dos personas- y el 14 por ciento en habitación individual.

  

En el nuevo sistema, que incluye alojamiento y manutención continua, a cada usuario se le calcula el importe mensual que pagará por el servicio de residencia, en función de su capacidad económica, teniendo en cuenta que la administración regional contribuye a financiar el coste de estas plazas con un porcentaje que oscila entre el 85 y el 12 por ciento del coste real del servicio.

  

Los nuevos precios son sociales y tienen en cuenta la situación económica de las familias para que esta no sea un condicionante de los estudios que puedan realizar fuera de su domicilio habitual. Así, frente a los 385 euros que tenían que pagar todos los estudiantes hasta el curso anterior, ahora con los nuevos precios, las familias con baja capacidad económica pagarán un 72 por ciento menos, 106 euros al mes; mientras que las de mayor capacidad económica pagarán un máximo de 539 euros mensuales.

  

Además del precio social, la nueva convocatoria de acceso a plazas de residencias para el curso 2013/2014 contempla varias medidas para apoyar a las personas más desfavorecidas o en situaciones especiales como la reserva, hasta un máximo del 15 por ciento, de las plazas para jóvenes en situaciones de vulnerabilidad, participantes en programas de integración, mujeres víctimas de violencia de género, jóvenes deportistas a solicitud de las respectivas federaciones, jóvenes participantes en programas de movilidad y jóvenes descendientes de castellanoleoneses residentes en el extranjero.

  

El nuevo sistema de precios se aplicará para el curso 2013-2014. Los usuarios de residencias juveniles en Castilla y León dispondrán para ese curso de 912 plazas repartidas en nueve residencias.

  

La convocatoria de las plazas para el próximo curso se publicará el martes día 9 en el Bocyl y los interesados podrán presentar la solicitud para una de esas 912 plazas hasta el día 29 de julio, inclusive.

  

También se reserva un 30 por ciento de las plazas para solicitantes que formen parte de familias numerosas. Los modelos de las solicitudes están a disposición en el Portal de Juventud www.juventud.jcyl.es y en la sede electrónicawww.tramitacastillayleon.jcyl.es

 

Precios de albergues y campamentos

   

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha aprobado una actualización de acuerdo a los últimos IPC de los precios fijados para los albergues y campamentos juveniles propiedad de la Junta, cuya gestión corresponde al Instituto de la Juventud de Castilla y León.

  

La Junta dispone de cinco albergues ubicados en las provincias de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca y Zamora, y ofrecen un total de 373 plazas, mientras que en campamento se ofrecen 585 plazas en cuatro instalaciones ubicadas en León, Salamanca y Soria.

  

Las residencias, albergues y campamentos para jóvenes de la Comunidad emplean a 431 personas, entre contratos estables y temporales. Así, en residencias juveniles trabajan 359 personas, en albergues son 68 los puestos de trabajo y cuatro más en campamentos.