Caja Rural de Salamanca reduce un 17% sus beneficios en el último año

Según la entidad, cuenta con unas cuentas “saneadas”

La cooperativa de crédito Caja Rural de Salamanca ha informado a través de un comunicado que cerró 2012 con una merma en sus beneficios del 17,4 por ciento respecto al ejercicio anterior.

 

Según la información facilitada, la entidad cuenta con unas cuentas “saneadas” y estos datos “ratifican durante un ejercicio más la eficacia de su modelo de gestión en los años más duros de la crisis económica, lo que permite a la cooperativa de crédito asimilar la merma en los beneficios registrada desde el inicio de la recesión”.

 

“La misma crisis que ha hecho mella en la línea de flotación del sistema financiero español ha permitido a nuestra entidad consolidar su modelo de banca cooperativa, arraigada en su ámbito de actuación tradicional y dedicada a satisfacer las necesidades de banca cercana de sus socios y clientes”, ha afirmado el presidente de Caja Rural de Salamanca, Ernesto Moronta, a través de la información facilitada por la entidad.

 

En ella, ha anotado que esta forma de “banca sostenible” permite a Caja Rural de Salamanca “mantener tanto el número de oficinas como la totalidad de los trabajadores, comercializando productos transparentes y haciendo gala en todo momento de una gestión profesionalizada y eficaz”.

 

Según sus palabras, Caja Rural mantiene “una posición holgada” en cuanto a la ratio de capital principal y liquidez, al tiempo que “aumenta la confianza de socios y clientes respecto a otros modelos de gestión financiera y bancaria”.