Caja España–Duero colabora con Cáritas

Durante 2011, 648 personas fueron atendidas por el Servicio de Acogida, 283 personas en el Centro de Acogida y 22 en el Centro de Promoción e Inserción
La Obra Social de Caja España–Duero ha renovado su convenio con Cáritas Diocesana de Salamanca, para acometer programas de inclusión social, que desarrollan iniciativas dirigidas a personas sin hogar, tanto para paliar su difícil situación como para motivar su integración social.

Durante el año 2011, 648 personas fueron atendidas en Salamanca por el Servicio de Acogida, 283 personas en el Centro de Acogida y 22 en el Centro de Promoción e Inserción. Se registraron 8.203 estancias y se repartieron 20.423 comidas. La estancia media en el Centro de Acogida fue de 54 días.

El Centro está dirigido a personas en situación de exclusión como parados, inmigrantes, enfermos crónicos, adictos con compromiso de rehabilitación e individuos con “escasas” relaciones familiares y redes sociales, con un nivel de deterioro y sufrimiento general que “les impide retomar y normalizar su vida por sus propios medios”.

Cáritas ofrece acogida a medio y largo plazo e intenta que el afectado recupere hábitos básicos de convivencia, búsqueda activa de empleo o realización de cursos formativos. Todo ello se programa con planes personalizados, consensuados entre los profesionales del centro y el propio interesado, según ha explicado Caja España-Duero.

Con estos proyectos, Cáritas pretende dar respuesta a las realidades de pobreza y exclusión social trabajando en cuatro áreas: animación comunitaria, inclusión social, inserción laboral y desarrollo institucional.

El convenio ha sido firmado en Salamanca por la directora de Cáritas Diocesana Salamanca, Carmen Calzada Feliú; y el director de Obra Social de Caja España-Duero, Antonio Sánchez Puerto.