Caja Duero inicia hoy el proceso para ampliar su asamblea en 40 consejeros

Caja Duero se ha otorgado apenas una jornada de descanso tras certificar en la mañana del sábado la asamblea general la fusión con Caja España con una amplia mayoría, 102 votos a favor, el 85,7% de los presentes. El matrimonio financiero con la entidad leonesa obliga, para empezar, a un incremento del número de consejeros en la asamblea de Caja Duero.
J. ROMERO

Este órgano tiene en la actualidad un total de 120 componentes, que disfrutarán próximamente de 40 nuevos compañeros para equipararse a Caja España. La asamblea de la entidad leonesa dispone ya de 160 consejeros. La macrocaja contaría, de esta manera, con una asamblea de 320 miembros durante un periodo máximo de dos años. El primer cónclave de este órgano se efectuaría, según las fechas que manejan Caja Duero y Caja España, en julio, tras la celebración del encuentro del nuevo consejo de administración, formado por los diecisiete consejeros de cada entidad.

La elección de los nuevos inquilinos de la asamblea de Caja Duero arrancará hoy mismo con la transformación de la Comisión de Control en Comisión Electoral, tal y como estaba contemplada en los acuerdos de Tordesillas. El órgano está presidido por Salvador Cruz y conformado por otros seis consejeros:Carmelo Cascón, Casimiro Mesonero, Alberto Estella, Guadalupe García de Dios, Óscar Tapias y Pedro Viñarás. Curiosamente, la Comisión de Control de Caja Duero está constituida, entre otros, por dos de los representantes que el sábado se opusieron en la asamblea a la fusión: Estella y García de Dios. Los 40 nuevos consejeros de Caja Duero se distribuirán equitativamente en función de la representación actual de cada grupo. Así, se elegirán catorce miembros por parte de los impositores, que se unirán a los 45 actuales; trece por las corporaciones municipales, que tienen ahora 38; seis por las Cortes de Castilla y León, que triplicarán su representación actual de media docena de consejeros; cinco por los empleados, que cuentan con trece asientos en la asamblea; y dos por las entidades de interés general, que suman en la actualidad seis.

Los nombres saldrán de las listas de reserva de los impositores y, en el caso de las corporaciones municipales y las Cortes, en función de los resultados de las elecciones de mayo de 2007. Los sindicatos correspondientes y las entidades de interés generales se encargarán de designar al resto de los nuevos consejeros que se sentarán en julio en la asamblea de la macrocaja.