Caídas de tejas y árboles, problemas en obras y en antenas de televisión, algunos daños del fuerte viento

Los Bomberos realizaron siete intervenciones desde las 15.08 hasta las 23.00 horas del domingo

Salamanca estaba en alerta amarilla por fuertes vientos y no hubo lugar a la duda porque desde primera hora de la mañana, elm temporal azotó de una manera virulenta a la capital salmantina. De hecho, los Bomberos tuvieron que intervenir en un total de siete ocasiones desde las 15.08 horas que empezó su movimiento hasta las 23.00 horas que fue su última salida.

Caída de tejas y árboles, problemas en obras y en atenas de televisión en algunos bloques de viviendas fueron solo algunos daños causados por este fenómeno meteorológico. De este modo, los Bomberos iniciaron su labor a las 15.08 horas con una salida a la calle Plata donde se produjo un pequeño desprendimiento en una fachada como consecuencia de la fuerza del agua en esos momentos, acompañada por viento.

Más tarde, en torno a las 16.27 horas, en la urbanización de Vistahermosa, una parte del encofrado se desprendió y cayó a la vía pública, por lo que los bomberos tuvieron que retirarlo y asegurar otras peizas que corrían riesgo de desprenderse y provocar daños en unas obras de edificios que se están construyendo en esta zona de la capital.

Unos minutos más tarde, otra llamada alertaba de la caída de varias tejas en un tejado de la calle Juan de Argüelle, con el peligro que ello conlleva y controlando la situación los Bomberos, limpiando la zona y fijando las tejas.

A las 17.16 horas, también se produjo una salida sin mucha importancia cuyo objetivo era la colocación en su lugar de una valla que se había desplazado pero que tampoco provocó males mayores ni más daños.

A las 18.53 horas, en las inmediaciones del Puente Romano se cayó la rama de un árbol que cayó encima de una vivienda adosada en la facultad de Matemáticas, por lo que los Bomberos acudieron a tratar el árbol y cortar la rama, mientras que horas más tarde, en la calle Grillo, en el paseo de Canalejas, la intervención consistió en una placa que se había caído de una fachada.

La última intervención finalizó en torno a las 23.00 horas cuando una rama de un árbol estuvo a punto de dañar un coche tras acerse en la calle Juan Picornell.

A todo esto hay que sumarle que vecinos de la zona de la avenida de Portugal, en concreto en la calle Pedro Mendoza y otras aledañas, se quedaron sin poder ver la televisión en torno a las 18.30 horas, porque el viento había tumbado la misma provocando que los transmisores dejasen de emitir.

El 112 gestiona más de 70 incidentes por rachas de viento en Castilla y León
Por su parte, el centro de emergencias Castilla y León 112 ha gestionado entre las 09.00 y las 19.00 horas de este domingo un total de 75 incidentes relacionados con el aviso meteorológico por rachas fuertes de viento y lluvias en la Comunidad.

Según han informado a Europa Press fuentes de este servicio, de esos avisos, 56 estaban relacionados con la existencia de obstáculos en la calzada, tanto en los cascos urbanos de los municipios como en carreteras de la Comunidad, a causa de la presencia de árboles, ramas, conos de señalización, vallas de obra, contenedores de basura o señales. El resto de avisos alertaban de objetos que habían caído a la calle, como tejas, cristales o cornisas, o por el riesgo que existía de que terminasen cayendo a la vía pública.

El reparto de los incidentes por provincia sitúa a Burgos en primer lugar, con 20 avisos, seguida por León con otros 15 incidentes por rachas de viento, y Zamora, con 12. El 112 ha comunicado diez incidentes en la provincia de Salamanca, nueve en la de Valladolid, y seis en Soria. Finalmente, se han gestionado dos incidentes en Segovia y uno en Palencia, mientras que en el centro de emergencias 112 no ha gestionado ningún incidente de esas características en la provincia de Ávila.

El 112 ha gestionado la mayor parte de los incidentes, un total de 51, entre las 14.00 y las 18.00 horas. En todos los casos, se ha dado aviso de los incidentes a los organismos competentes, como Guardia Civil o Policía Local y servicios de Extinción de Incendios y Salvamento. Sin embargo, no se ha hecho precisa asistencia sanitaria en ningún incidente.