Caen un 2,9% delitos y faltas en Castilla y León, además de la tasa de criminalidad a 31,3 casos por 1.000 habitantes

Ramiro Ruiz-Medrano. TRIBUNA

Así lo ha puesto de manifiesto el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, en su visita a la comisaría de la Policía Nacional de Medina del Campo, en Valladolid.

La tasa de criminalidad en Castilla y León ha descendido a 31,3 infracciones penales por cada 1.000  habitantes, mientras que los delitos y faltas cometidas en el primer semestre del año también han descendido un 2,9 por ciento al pasar de 39.816 a 38.677 infracciones, mientras que la tasa de delitos esclarecidos ha pasado del 49,8 por ciento al 53,7 por ciento.

 

Así lo ha puesto de manifiesto el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, quien ha querido presentar los datos sobre delitos cometidos en la Comunidad en el primer semestre de este año tras su visita a la comisaría de la Policía Nacional de Medina del Campo, donde trabaja medio centenar de agentes.

 

Ruiz Medrano ha explicado que la tasa de criminalidad registrada en el primer semestre, 31,3 infracciones por cada 1.000 habitantes, es 13,8 puntos inferior a la media nacional, que es del 45,1 por ciento, pero es que además hay que retrotraerse a 2005 para encontrar una "tasa tan baja", ya que ese año fue del 31,2  por mil.

 

Asimismo, ha querido "destacar" el número de delitos esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ha crecido del 49,8 al 53,7 por ciento, lo que significa, según Ruiz Medrano, que "más de uno de cada dos delitos cometidos se resuelve en el mismo año" además de que es "la cifra más alta" de la serie histórica.

 

En cuanto a los delitos y faltas, en el primer semestre de este año se han registrado 38.677, un 2,9 por ciento menos que en el mismo periodo de 2013, cuando se contabilizaron 39.819. Así, los delitos han descendido entre enero y julio un 4 por ciento, al pasar de 15.780 a 15.153, mientras que las faltas han bajado un 2,1 por ciento, de 24.039 a 23.524.

 

Según los datos que maneja el Ministerio del Interior, en el primer semestre de 2014 bajaron un 2,9 por ciento los delitos y faltas, de 39.819 a 38.677; un 66,7 por ciento los homicidios dolosos y asesinatos consumados (de 15 a 5); un 12,5 por ciento la delincuencia violenta (de 906 a 793); un 19,4 por ciento los robos con violencia e intimidación (de 589 a 475); un 7,7 por ciento menos los robos con fuerza (de 6.495 a 5.997); un 3,1 por ciento menos los robos con fuerza en domicilios (de 1.973 a 1.911); un 1,3 el robo de vehículos a motor (de 392 a 387); un 12,7 por ciento el tráfico de drogas (de 166 a 145) y un 9,1 por ciento los hurtos (de 14.176 a 12.885) mientras que  han subido un 3,7 por ciento los daños (de 5.254 a 5.448).

 

Por este motivo y a tenor de los datos, Ramiro Ruiz Medrano considera que Castilla y León "es una Comunidad segura para vivir, para invertir y para disfrutar de ella" y ha recordado que para garantizar la seguridad de los 2,5 millones de castellanoleoneses y de quienes pasan por la región,  trabajan cerca de de 3.000 agentes de Policía Nacional y de 1.000 de la Guardia Civil.

 

Para el delegado del Gobierno, las FFCCSS son "valoradas y queridas" por "su cercanía con el territorio y con las personas, por su disponibilidad permanente para ayudar, escuchar y colaborar con los ciudadanos, y porque forman parte de ese paisaje amable de los pueblos y núcleos urbanos".

 

Asimismo, Ruiz Medrano ha querido agradecer la colaboración ciudadana porque, según sus propias palabras, "es fundamental y básica para esclarecer e incluso prevenir muchos de los delitos" y aunque  ha reconocido que los datos son "satisfactorios" cree que no hay que caer en la "autocomplacencia", sino que es necesario "estar muchos más atentos, si cabe, en todo momento y mejorar" la seguridad de los ciudadanos.