Caen 52 miembros de una organización que robó en varias provincias, entre ellas Salamanca

IGNACIO COSIDÓ

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización y han detenido a 52 de sus miembros, dedicada presuntamente al robo en viviendas que operaba en toda España, y que actuaron en Salamanca. 

La investigación, que se inició julio de 2013, ha permitido detener a 52 integrantes de una red perfectamente estructurada que accedía a los domicilios mediante la técnica del 'resbalón'. Entre los arrestados se encuentran los responsables de una inmobiliaria y una empresa de alquiler de vehículos que trabajaban casi exclusivamente para la red criminal.

Además de 14 robos en viviendas de España y una más en Italia, se les imputan delitos de estafa mediante 'rip deal', blanqueo de capitales y falsificación documental.

Esta operación se enmarca dentro del 'Plan operativo contra la delincuencia itinerante' puesto en marcha hace algo más de un año con el objetivo de ofrecer una respuesta coordinada y global para la prevención e investigación de los delitos cometidos por grupos organizados con movilidad geográfica.

La organización desarticulada estaba compuesta principalmente por personas de origen croata asentadas en la localidad castellonense de Vinaròs. La primera fase de la operación se centró en la investigación de las células, -generalmente compuestas por dos o tres mujeres-, que partían desde Vinaròs para robar en domicilios de toda la geografía nacional.

MOVIMIENTOS

La investigación permitió detectarlas, conocer sus movimientos y detener a 42 personas por delitos contra la propiedad, aunque también se les imputan delitos contra la seguridad del tráfico, falsedades documentales y pertenencia a organización criminal.

La fase final de la investigación se ha desarrollado en los últimos días con la detención de otras diez personas que dirigían a las células que se desplazaban a cometer los robos. Estos últimos arrestados eran los responsables de procurar los apoyos e infraestructura necesaria como automóviles para los desplazamientos o los lugares para residir en las ciudades en las que iban a cometer sus delitos.

Los investigadores comenzaron a recabar información sobre los distintos vehículos utilizados y comprobaron que en Zaragoza, Sevilla, Madrid, País Vasco, Cataluña, Salamanca o Valencia sus ocupantes eran regularmente identificados. Se trataba casi siempre se individuos de origen croata que figuraban como titulares o arrendadores.

Incluso en alguna ocasión, alguno de ellos fue detenido por hechos delictivos. Las características de esos 'propietarios formales' siempre eran idénticas: escaso nivel de ingresos y múltiples vehículos a su nombre.

En los dos años que ha durado la investigación se ha detenido a 42 personas por delitos patrimoniales, -generalmente robos en pisos-; falsedad documental; contra la seguridad del tráfico, o reclamaciones judiciales. Las difusiones policiales de este modus operandi del 'resbalón' han permitido detener in fraganti a varios de los miembros del clan investigado, al detectarles en algunos de los vehículos o, a posteriori, al poder relacionar el 'usuario real' de los mismos con los hechos delictivos en los que éstos estaban implicados.

PANTALLA

Los miembros de esta red contaban con varios individuos como pantalla para arrendar domicilios y otras gestiones, y que igualmente eran utilizados como chóferes para mover a las mujeres encargadas de los robos por distintas partes de España, así como para blanquear los efectos del delito. Los investigadores concluyeron que una empresa inmobiliaria y otra de alquiler de vehículos se dedicaban, casi en exclusiva, a trabajar para estos clanes.

En la fase final se la operación, para culminar las sucesivas identificaciones y detenciones por las diferentes provincias, se solicitó la autorización judicial pertinente para realizar los correspondientes registros.

Por parte de las unidades intervinientes, -con el apoyo de unidades de Seguridad Ciudadana, Helicópteros, UIP, Guías Caninos, y de Policía Científica-, los agentes procedieron a desplegar un dispositivo especial en la localidad de Vinaròs para realizar los registros programados y proceder a la detención de otros miembros de la red.

En esta fase operativa se consiguió la detención de dos ciudadanos españoles, responsables de las empresas citadas, así como la incautación de diversa documentación y ordenadores que acreditan que ambas empresas daban cobertura a los miembros de la organización para la comisión de los hechos delictivos y para la ocultación de sus lugares de residencia y vehículos.

También se ha intervenido una mesa preparada para la comisión de estafas por el método del 'rip deal' y fotocopias de unos 800.000 francos suizos, en billetes de 1.000, con la inscripción 'FAC SIMIL'. Además, se les ha intervenido también múltiples documentos relacionados con los hechos, relativos a alquileres y contratos de compraventa.

En diferentes domicilios y localizaciones de Vinaròs y alrededores se logrado identificar y detener a otras siete personas más, componentes de la organización. A uno de ellos se le ha incautado un reloj de la marca 'Rolex' que figura como sustraído en Italia en el año 2009. Los detenidos realizaban tareas de apoyo y ocultación de las anteriores 42 personas arrestadas.

TAREAS DE APOYO

Finalmente, agentes de la Comisaría de Tarragona han detenido a otro de los implicados, quien realizaba tareas de apoyo, cobertura y ocultación y ocasionalmente tráfico de estupefacientes para la organización.

Según ha explicado el inspector jefe de la Policía Judicial de Castellón, Isidro Villén, los detenidos aprovechaban la ausencia de los propietarios de las viviendas para cometer los robos, en los que sustraían dinero y joyas. La mayoría de las personas detenidas son mujeres, que eran "fundamentalmente" las autoras materiales de los robos. Así mismo, ha explicado que dos de los robos se llevaron a cabo en la ciudad de Castellón.