Cae la red que se camuflaba con peregrinos a Lourdes para traficar

Barcelona. La banda mezclaba a sus ‘correos’ entre los viajeros al santuario religioso ubicado en Francia. ‘Operación Libia’. La Guardia Civil ha arrestado a 17 de los integrantes de la organización
AGENCIAS

La Guardia Civil ha desarticulado en diferentes poblaciones de Barcelona a una organización dedicada al tráfico de cocaína que camuflaba a sus correos entre los peregrinos a Lourdes.

En la operación Libia se han detenido a 17 de los integrantes de la banda, se ha desmantelado un laboratorio para el procesamiento de las drogas y dos talleres para su preparación y acondicionamiento para la venta. Las investigaciones se iniciaron en agosto del año pasado, cuando la Policía tuvo conocimiento de que un grupo, establecido en Barcelona, estaba realizando operaciones de tráfico de cocaína entre Sudamérica y la capital catalana, que luego era distribuida en el resto de Cataluña. La droga llegaba a Barcelona vía aérea mediante correos, que eran captados en Paraguay entre hombres jóvenes y con escasos recursos económicos para que actuasen como mulas, aunque también lo hacía en paquetes postales.

También captaban a mujeres jóvenes de la República Dominicana residentes en España para que se trasladaran a su país y transportaran la droga oculta en los equipajes de mano. Estos equipajes se trasladaban al piso-laboratorio, ubicado en el sobreático de un piso del centro de Barcelona, o a pisos-taller, ubicados también en la capital catalana, donde era procesada, adulterada y se preparaba para su distribución.

Para dificultar la acción policial, en ocasiones, la organización camuflaba estos correos entre grupos de viajeros que realizaban peregrinaciones religiosas al santuario de Lourdes, y una vez allí se trasladaban en autobús hasta Barcelona. En la operación, la Guardia Civil intervino 15,141 kilos de cocaína, 21,5 kilos de cocaína en proceso de adulteración disuelta en productos químicos, cuatro prensas de cocaína y sus moldes, siete básculas electrónicas de precisión, un turismo, 23 teléfonos móviles, productos químicos y sustancias de corte, herramientas para la preparación de la droga y 18.300 euros en efectivo.

Asimismo, también incautó una máquina para prensar cilindros en cocaína destinados a ser ingeridos por las mulas o correos de la droga. Las 17 detenciones se realizaron en el Aeropuerto de El Prat, Cervelló, L’Hospitalet y Barcelona, y los siete registros en domicilios de Barcelona y L’Hospitalet, donde se incautó todo el material.

Por otro lado, agentes del Cuerpo Nacional de Policía del puesto fronterizo de Madrid-Barajas detuvieron a un hombre por introducir en España 6,4 kilos de cocaína oculta en fajas pegadas al cuerpo, ha informado a un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

El arrestado, John Adrián C.S., de 19 años de edad, llegó al aeródromo en un vuelo procedente de Guayaquil, en Ecuador. Al inspeccionarle, los agentes de la Benemérita descubrieron que vestía tres bodies, dos de ellos fajas, en los que guardaba 12 envoltorios con forma rectangular en los que se alojaban 6,4 kilos de cocaína.