Cada salmantino se gasta 790 euros anuales en comprar ropa y calzado

La crisis económica no está eliminando por completo los deseos de los ciudadanos salmantinos por renovar su armario. El Anuario Económico de La Caixa del año 2009 expone que el desembolso anual de cada residente en la capital del Tormes en prendas de vestir y calzado alcanza una cantidad media de 790 euros.
J. R.

Los salmantinos se encuentran, pese a todo, entre los menos generosos de Castilla y León a la hora de gastar en las tiendas de ropa y en las zapaterías. Las agresivas campañas promocionales aplicadas desde los comercios no están siendo un estímulo suficiente para conseguir un elevado consumo. De esta manera, los vecinos de la capital son los cuartos, entre los castellanos y leoneses, que menos dinero se dejan en comprar ropa y calzado. Por detrás, tan sólo quedan Segovia, con 640 euros, Ávila (455 euros) y Soria (439 euros), según refleja este informe de periodicidad anual que confecciona esta entidad catalana.

El mayor desembolso en artículos de moda lo efectúan los leoneses, con un gasto anual de 1.173 euros, que resulta, además, el segundo más cuantioso de España tras Lugo. Cada ciudadano lucense se gasta 1.264 euros en vestidos y zapatos. Ahora bien, el menor movimiento económico en los comercios de la capital salmantina representa una constante que se lleva repitiendo en los últimos años. El Anuario Económico de La Caixa de 2008 incidía, por ejemplo, en que el presupuesto anual de cada residente en la ciudad era el segundo menor de la Comunidad, sólo por delante del registrado por los abulenses. El estudio de la caja barcelonesa también atiende a las compras que efectúan los mirobrigenses. Ciudad Rodrigo sale todavía peor parada que Salamanca. Cada uno de sus vecinos se gasta a lo largo de un año una media de 448 euros en adquirir prendas de vestir y calzado, casi la mitad que en la ciudad.

El informe de La Caixa destaca, por otro lado, la renovación de los artículos del hogar como la segunda principal partida que acometen los salmantinos, independientemente del presupuesto reservado para la alimentación. En este caso, el gasto anual asciende hasta una cuantía de 343 euros. El importe, al igual que ocurría con la ropa y el calzado, se encuentra entre los más bajos de Castilla y León. Los salmantinos apenas si gastan más en artículos del hogar que los burgaleses, con 361 euros, y se encuentran muy lejos de los más interesados en este tipo de productos en la región: los segovianos, con 898 euros. Un desembolso más alto que el registrado en Salamanca en vestidos y zapatos.