Cada psicólogo de la AECC atiende en Salamanca a 70 enfermos de cáncer

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Salamanca cuenta con un completo equipo de trabajo formado de 200 voluntarios, un trabajador social, 2 administrativos y 4 psicólogos, especializados en oncología, que atienden cada uno a una media de 70 personas enfermas de cáncer. Una infraestructura que, además, cuenta con el respaldo de 4.800 socios.

La presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer de Salamanca, Inmaculada Rodríguez, es consciente de la magnitud de la organización que hoy día dirige y enumera satisfecha a los miembros de su equipo de trabajo: Cuatro psico-oncólogos, trabajador social, administrativos y unos 200 voluntarios que de forma habitual colaboran con esta asociación, a la que apoyan 4.800 socios. Uno de los datos más destacados es que cada uno de los 4 psicólogos trabaja en estos momentos con 70 enfermos de cáncer. Personas a las que “muchas veces les cuesta entrar, porque parece que si vienes a la asociación tienes más cáncer, pero una vez que conocen cómo se trabaja y lo que pueden encontrar aquí, ya no hay quien les eche”, bromea respetuosa Inmaculada Rodríguez.

 

Hoy, 18 de octubre de 2015, la actividad de esta asociación se hace notar de forma destacada con la celebración de ‘II Marcha contra el Cáncer', evento previo a los actos organizados por el Día contra el Cáncer de mama, mañana, 19 de octubre. Esta marcha sale de la Plaza de la Concordia y, tras un recorrido de 6 kilómetros, llega al mismo punto. Toda la recaudación de las inscripciones se destinará a la investigación que se promueve desde la organización. Inscripciones que pueden adquirirse hasta las 10 de la mañana de hoy mismo en el punto de partida de la marcha.

 

 

 

 

Pero la AECC salmantina es mucho más, y desarrolla un labor y atención integral que supone un apoyo importantísimo para los enfermos de cáncer. Una asistencia que abarca cada una de las fases de la enfermedad y que intentar cubrir las necesidades del paciente y su familia por todos los flancos.  Muchos de ellos llegan a la asociación directamente desde la consulta hospitalaria o a través de amistades que lo recomiendan. De hecho, en la 4ª planta del Hospital Clínico la asociación cuenta con un espacio en el que atiende un trabajador social a diario y una psicóloga tres veces por semana.

 

Inmaculada Rodríguez puede hablar desde la experiencia porque ha vivido el cáncer en primera persona y asegura que “lo primero que sientes es una gran angustia y ansiedad, se generan tantas sensaciones que es muy difícil de canalizar”.  Destaca además, lo importante que es la ayuda profesional para la familia, porque “sufre mucho, todas las enfermedades son malas, sin duda, pero hay algunas como el cáncer, que involucran especialmente a tu círculo, por la afectación en el aspecto psicológico, el miedo, la incerdidumbre, el deterioro físico…”. Por eso es especialmente relevante el ‘Programa de Primer impacto’, con el que la AECC acoge a los usuarios y en el que se trabaja “para ayudarles a darle al cáncer la importancia que tiene”.

 

La AECC de Salamanca intenta abordar la atención desde muchas vertientes. Así, cuenta con un Programas de prevención dirigidos a niños y jóvenes, y el curso pasado estuvieron con 6.500 estudiantes de primaria y secundaria fomentando hábitos saludables y haciendo labor informativa y preventiva.

 

 

 

En la atención directa al paciente, se incide en la vía psicológica, con  personal altamente cualificado en la especialidad oncológica y que se reúnen de forma periódica y pautada con cada uno de los usuarios, de hecho cada psicólogo atiende en la actualidad entre 70 y 80 pacientes. A las familias, también se les proporciona asistencia en el aspecto social, “que ahora es más necesario que nunca, por la crisis, ya que en España tenemos una estupenda Seguridad Social que cubre todo lo necesario, pero además del tratamiento hace falta transporte, comer… y si podemos ayudamos en esas cosas”, explica la presidenta de esta asociación, que también tiene un piso residencia “donde acoger a familiares o pacientes cuando la situación lo requiere”.

 

Otros pequeños detalles que dan una idea clara de la diversidad del trabajo en la AECC de Salamaca es que poseen un Banco de Préstamo, con material ortopedia y pelucas; y que el pasado mes de julio compraron 17 televisiones para las habitaciones de los enfermos de cáncer que están ingresados en el Clínico.