Cada día que pasa sin tener los formularios judiciales se dejan de ganar de 600.000 euros

La Administración de Justicia está en estos momentos dejando de recaudar los ingresos generados por vía de tasas dado que la nueva ley ha derogado la anterior norma, que afectaba a grandes empresas, pero todavía no se aplica por la falta de la orden del Ministerio de Hacienda, que debe regular los formularios de autoliquidación. 
La falta de formularios para cobrar tasas judiciales, que ha obligado a dejar en suspenso la ley del Ministerio de Justicia, podría estar suponiendo una pérdida de ingresos para el Estado de más de 600.000 euros cada día laborable, teniendo en cuenta la recaudación anual de los últimos años.  

El Ministerio de Justicia asegura que en 2010 recaudó unos 172 millones de euros a través de las tasas judiciales y estima que, cuando se apliquen efectivamente las nuevas cuantías, esas cifra podría elevarse hasta cerca de 300 millones de euros.  

Según los cálculos que manejan los secretarios judiciales consultados, hay 22 días hábiles al mes con lo que, sin contar el incremento que supondrían las nuevas tasas, la media diaria de recaudación supera de largo los 600.000 euros.    

La Administración de Justicia está en estos momentos dejando de recaudar los ingresos generados por vía de tasas dado que la nueva ley de tasas ha derogado la anterior norma, que afectaba a grandes empresas, pero todavía no se aplica por la falta de la orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que debe regular los formularios de autoliquidación.    

La "precipitada" aprobación de la ley de tasas ha llevado a la Unión Progresista de Secretarios Judiciales (UPSJ) a animar a este colectivo a quejarse por escrito ante el Ministerio de Justicia por la anómala situación en la que se encuentran los secretarios judiciales al verse obligados a decidir entre "desobedecer" la ley de tasas o la Instrucción dictada para no exigir la liquidación de las cuantías.  

El presidente del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, Rafael Lara, ha explicado que todavía no tienen constancia "oficial" de que las tasas tengan o no efectos retroactivos y ha manifestado que detectaron "un pico" el día en que la norma fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) pero que, desde entonces, el "ritmo ha sido normal".