Cada castellanoleonés recicla una media de siete envases de vidrio en estas fiestas

Cada ciudadano de Castilla y León recicla en las fiestas navideñas una media de siete envases de vidrio, según los datos ofrecidos por Ecovidrio en base a los datos recogidos durante el periodo vacacional de 2012.

VALLADOLID, 24 (EUROPA PRESS)



En concreto, según informa en un comunicado recogido por Europa Press, durante las pasadas fiestas navideñas cada castellanoleonés recicló una media de siete envases de vidrio por lo que, en total, se depositaron 6.111 toneladas de residuos de envases de vidrio en los más de 14.500 contenedores verdes repartidos por toda la Comunidad.

De este modo, los siete envases de vidrio reciclados de media por cada castellanoleonés durante las pasadas fiestas equivalen a una reducción de casi un kilo en las emisiones de CO2 a la atmósfera, el ahorro de más de dos kilos de materias primas y la reducción, en esa misma cantidad, de la basura que va a vertedero.

"El período previo a la Navidad, así como los días festivos y posteriores a las fiestas son fechas idóneas para colaborar con el reciclado de los envases de vidrio que se consumen en las fiestas y celebraciones, y contribuir así a la mejora y respeto del medio ambiente", han destacado las mismas fuentes.

El director general de Ecovidrio, José Manuel Núñez-Lagos, el hecho de brindar "por nuevos propósitos y deseos de felicidad" se puede acompañar del reciclado, que se convierte en la aportación de un "granito de arena".

Todos los envases de vidrio son cien por cien reciclables y pueden cobrar nueva vida; el reciclado de los envases de vidrio conlleva numerosos beneficios para el medio ambiente como la reducción de emisiones de CO2, y el ahorro de materias primas y energía.

Ecovidrio, la asociación sin ánimo de lucro que actúa como Sistema Integrado de Gestión (SIG) de residuos de envases de vidrio en España, recuerda además que nunca hay que depositar porcelana, cerámica, loza, copas y vasos de cristal, así como tapones en estos contenedores, pues empeoran la calidad del vidrio y dificultan la fabricación de nuevos envases.