Cada año se confirman en Salamanca 220 casos de cáncer de mama

El Hospital Clínico de Salamanca registra cada año 220 nuevos casos de cáncer de mama, procedentes de 6.000 consultas anuales, en las que la detección precoz es determinante para hablar de buenos índices de curación. De ahí la relevancia de campañas de sensibilización como la de hoy en el Día Contra el Cáncer de Mama.

En la provincia de Salamanca se diagnostican cada año 220 nuevos casos de cáncer de mama, según los datos que maneja la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Clínico Universitario. La doctora Teresa Ramos, especialista en Cirugía General y miembro de este equipo, explica que el índice de curación depende, fundamentalmente, del momento del diagnóstico, lo que confirma la importancia y relevancia que tienen las campañas de detección precoz, campañas como las que se reivindican en días como hoy, 19 de octubre, el Día contra el Cáncer de Mama.

 

La doctora Ramos recalca que las mamografías están siendo determinantes en este sentido, ya que “permiten detectar tumores en estadíos 1 y 2, y ofrece un mejor perspectiva y más eficaz tratamiento”. No obstante, para valorar la curación de los enfermos también son determinantes “otros factores como el tamaño del tumor o si existe o no afectación axilar”.

 

 

El perfil de los enfermos de cáncer de mama abarca una población muy amplia, sobre todo mujeres desde 17 hasta 80 años, pero en los casos de pacientes más jóvenes las lesiones suelen ser benignas. Lo que igualmente apoya la necesidad de someterse a mamografías o autoexploraciones de forma rutinaria, según los casos y prescripciones médicas.

 

“La sensibilización y concienciación ante la enfermedad, el trabajo que realizan las asociaciones, ha hecho mucho bien a la hora de trabajar con diagnósticos precoces; de hecho, cuando vemos tumores muy avanzados suelen ser en personas mayores”, comenta la doctora Ramos.

 

CONOCER CÓMO SON NUESTRAS MAMAS

 

Mesas informativas en la Plaza del Liceo (Foto: Cristian Martín)

 

La autoexploración es para esta especialista el primer método de prevención, al alcance de cualquier mujer. “Es fundamental saber cómo son nuestras mamas, y para eso, dejar atrás el miedo a la exploración. Desde que nos desarrollamos, debemos aprender a hacerlo, y antes aún si existen antecedentes familiares de cáncer de mama y, sobre todo, si esos antecedentes son hombres, lo que supone un importantísimo factor de riesgo”, manifiesta.

 

A lo largo del año se registran en Salamanca alrededor de 6.000 consultas por sospechas de cáncer de mama. Pacientes que acudieron al médico de cabecera y presentaron síntomas como nódulos, engrosamiento de la piel, asimetría de la mama, aureola o pezón enrojecido, descamación, eczema, o determinados tipos de secreción por el pezón, signos de que algo está sucediendo.

 

La doctora Ramos, junto a la presidenta de AECC de Salamanca, Inmaculada Rodríguez

 

Para hacer frente a los casos que consideran más graves, el servicio hospitalario cuenta con las Consultas de Alta Resolución, en las que la espera para recibir atención especializada no supera las tres semanas, desde el día en que el médico de cabecera hace la solicitud. En este tipo de consultas, que en Salamanca son alrededor de 1.500 al año, la mamografía y la ecografía se realizan el mismo día y, si es necesario, también la biopsia, lo que permite acelerar el diagnóstico y, asimismo, el inicio del tratamiento.

 

En cuanto a los tratamientos, la doctora Ramos asegura que es un proceso “muy individualizado”, tanto si es con quimioterapia, para evitar la mastectomía, como cuando se precisa cirugía, porque así lo requiere el tipo de tumor o paciente. En aquellos casos en los que entrar en quirófano trae consigo una mastectomía, hay que plantearse también la posible reconstrucción de la mama, ya que la paciente tiene que conocer las posibles complicaciones  y “que no es una cirugía estética si no una sustitución de la mama por un tejido protésico”, aclara la doctora.

 

En el Hospital Clínico de Salamanca de los 220 casos de cáncer de mama anuales, el 30% requieren una mastectomía y, de estos, cada mes suele haber dos operaciones que incluyen reconstrucción.

 

La Unidad de Patología Mamaria del Clínico está formada por los doctores Manuel Ramos, Teresa Ramos, Isabel Silva y Andrés Juan, también son piezas imprescindibles la psicooncóloga Isabel Asensio y, por supuesto,  “nuestra enfermera, Asunción, un gran apoyo para médicos y pacientes en momentos tan difíciles como el del diagnóstico" subraya la doctora Ramos.