‘Cachobo’: de la alegría a la impotencia al conocer la nulidad de su victoria

El de Valderas insiste en que su alanceamiento fue legal, mientras que desde el jurado se explica que cometió varias irregularidades.

Francisco Alcalá ‘Cachobo’, leonés de 21 años, pasó de la más absoluta alegría tras alancear a 'Rompesuelas' y convertirse en el vencedor del Torneo de La Vega a la impotencia cuando le comunicaron que el jurado había declarado nulo el festejo por haber incumplido con algunas de las normas por las que vela el Patronato de la Vega.

 

Desilusionado, enfadado y con impotencia, Cachobo esperaba una explicación a la puerta del Ayuntamiento, en el momento en el que el alcalde, José Antonio González Poncela, comparecía ante los medios de comunicación. El lancero, acompañado de algunos amigos y de otros participantes en el torneo, se quejaba de que nadie les recibiera para darles oportunas explicaciones.

 

Tras unos minutos de máxima tensión a las puertas de la Casa Consistorial, el de Valderas -que participaba por primera vez en el torneo de Tordesillas- arrojaba el rabo del animal (el símbolo de la victoria) que llevaba colgado en el extremo de su lanza al suelo. Y acompañado de sus seguidores se alejaba de la polémica sin querer hacer declaraciones a los medios de comunicación argumentando que “ya no era el ganador del torneo”.

 

Desde el Patronato del Toro de la Vega se insistió en que el torneo tiene unas reglas muy claras, que conocen todos los lanceros y que no se pueden incumplir y se referían al orden en el que han entrado a asestar la lanzada, el haberse escondido tras un pino, cuando el morlaco venía en movimiento. Por su parte, el hasta entonces ganador del torneo pretendía mostrar al jurado unas imágenes de vídeo en las que supuestamente demostraba que el toro estaba estático y el alanceamiento mortal era conforme al reglamento.

Francisco Alcalá, alias Cachobo, camino al Ayuntamiento de Tordesillas antes de conocer que el Trofeo sería nulo. JUAN POSTIGO

Noticias relacionadas