Cabrerizos inaugura la ruta de senderismo ‘La Cornisa’

El Ayuntamiento de la localidad, la Diputación y la Universidad de Salamanca posibilitan este nuevo “atractivo” para la provincia
La Plaza de Cabrerizos ha servido de escenario para la inauguración de la ruta de senderismo ‘La Cornisa’, que ha contado para su apertura con la presencia del diputado de Juventud, Alfredo Martín.

Tras una breve intervención, ha tomado la palabra José Sánchez, responsable de la Oficina Verde de la Universidad de Salamanca, quien ha puesto de manifiesto la disposición por parte de la USAL para la colaboración en este tipo de iniciativas.

Por último y antes de iniciar la primera marcha inaugural por el sendero “La Cornisa”, Lourdes Villoria, alcaldesa de la localidad de Cabrerizos, ha destacado la importancia de respetar el entorno para poder así disfrutar del mismo.

Como cortesía de una empresa local, se les ha ofrecido a los participantes una pieza de fruta y una botella de agua para afrontar los 5,7 kilómetros de longitud del recorrido en el que el senderista puede disfrutar de dos tipos de paisajes diferenciados, los sinuosos campos de cereales de La Armuña y los ‘Escaparates’ del Tormes.

RECORRIDO

El camino se inicia hacia el sur de la localidad de Cabrerizos, hacia el inicio de los Escarpes, lugar en el que las vistas del Tormes comienzan a mostrarse de forma espectacular.

Después de haber recorrido 1,3 kilómetros y tras un descenso junto al Convento de las Carmelitas Descalzas, se inicia un ascenso hasta alcanzar los 840metros sobre el nivel del mar. Será en este punto donde el Mirador de la Garcesa informa al senderista sobre todo aquello que alcanza la vista y donde el río Tormes se convierte en protagonista indiscutible.

En este momento, el camino se vuelve más sinuoso, dentro de un paraje de enorme valor paleontológico y natural sin dejar de lado una excepcional variedad botánica.

Una vez recorridos tres kilómetros, la señalización, presente a lo largo de todo este recorrido calificado con un grado de dificultad moderado, dirige al visitante al Mirador de las Caenes, o bien el sendero invita a aproximarse al Mirador del Castillo, en la Cumbre de la Flecha, a 880 metros de altitud, abandonando el sendero balizado.