Cabezas de serie para decir adiós al entrenador

La base de Perfumerías Avenida Marta Xargay

Perfumerías Avenida ganó a Bembibre y será cabeza de serie en la Copa porque finaliza la primera vuelta en segunda posición. Triunfo claro haciendo lo que mejor sabe este equipo, correr y ahí la reina es Marta Fernández. Despedida con victoria para Miranda, amarga pero victoria al fin y al cabo. 

Esta crónica debería haberse titulado: 'Correcaminos' Fernández fue la primera en dar con la fórmula, porque Marta Fernández fue la jugadora que señaló el camino que debía seguir Perfumerías Avenida para sacar adelante su enfrentamiento ante Bembibre. Apretar atrás y correr. Cuando Avenida lo hizo, cuando desarrolló lo que le pedía su técnico desde el banquillo, Bembibre no fue rival aun teniendo jugadoras que hicieron daño como Brown en la zona. Miranda buscó un cinco con el que minimizar esos daños y que fuera capaz de defender y correr y cuando dio con él el partido se cerró. Lideradas por Marta esas jugadoras, en el nombre de su técnico -porque nadie duda de que la mayoría de ellas estaban al tanto de la decisión de su cese-, ataron el encuentro y llevaron a Perfumerías Avenida a ser cabeza de serie en la Copa aprovechando la derrota de Spar Girona. 

 

El primer cuarto fue de esos que se llaman de contacto, con un Avenida que decidió tomar posiciones antes en el aspecto ofensivo que en el defensivo. De hecho el equipo salmantino tenía menos problemas para anotar que en otros encuentros e incluso eran menos los errores o pérdidos –aunque todavía se vio alguno-. Los puntos desde el exterior llegaban con fluidez merced al acierto de Sulciute y Marta Fernández y era en la zona desde costaba más hacer daño. Atrás los problemas venían a la hora de defender a una Brown a la que ninguna de las parejas de baile que le puso Miranda podía frenar. De hecho el técnico movió mucho el banquillo buscando una solución para frenar a la norteamericana que era la que conseguía mantener a su equipo a tiro de piedra de Avenida.

 

La escuadra azulona dio un segundo paso al frente con el inicio del segundo parcial. Ahora sí se apretó más en defensa o, más concretamente, sobre las líneas de pase. Eso permitió robar y correr y la consecuencia fueron varias canastas fáciles a las que unir dos nuevos triples, esta vez transformados por Le’Coe Willingham. En un santiamén el equipo salmantino conseguía marcharse con una renta superior a los diez puntos, 30-19. Pudo ir a más, en algún momento lo hizo, pero en los últimos instantes del cuarto Brown –18 puntos en esos primeros 20 minutos-, hizo un par de canastas que permitieron que ese tope de los diez puntos no se rebasara.

 

El objetivo parecía claro para la vuelta de descansos. Intentar frenar a Brown y mantener el promedio anotador. Lo primero no se consiguió en los primeros instantes en los que la norteamericana se anotó dos canastas más adicional, pero sí lo segundo y bajo la inercia de un buen ataque se acabó sumando la defensa. Recuperando muchos balones, forzando pérdidas y encontrando a una Marta Fernández que empezó anotando desde el exterior pero que sobre todo en su salsa, que es la carrera a campo abierto, fue la que lideró el despegue definitivo. Ella contagió al resto y a la carrera el equipo se despegó.

Con 24 puntos arriba se entró en un último cuarto que sirvió para atar la victoria, para ver a una canterana jugar y anotar y para cerrar el año con una media sonrisa. 

 

85 PERFUMERÍAS AVENIDA (20+22+26+12): Marta Fernández (17) , Marta Xargay (11), Marija Rezan (6), Maria Pina (6), Egle Sulciute (9) –cinco inicial-, Laura Antoja (1), Isa Sánchez (14), Luci Pascua (7), Le’Coe Willingham (11), Silvia Fernández (2).

 

58 CB BEMBIBRE (17+15+17+14): Montenegro (10), Brown (30), López (0), Bea Sánchez (0), Verónica Alonso (6) –cinco inicial-, Tudanca (7), Miller (2), Vivas (3), Alonso (6), Buch (0).

 

ÁRBITRO: Palenzuela Pastrana, Miguel Ángel y Mendoza Holgado. 

 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la undécima jornada de la Liga Femenina, disputado en el pabellón de Würzburg.