Cabero llevará ante el Ayuntamiento la demanda del Barrio de Vistahermosa

Solicita actuaciones para acabar con su incomunicación
Superar la situación de aislamiento en que se hallan los barrios trastormesinos, entre los que se encuentra el de Vistahermosa, ha sido una de las cuestiones y preocupaciones principales que los vecinos de esta zona han querido trasladar al portavoz del Grupo Municipal Socialista, Enrique Cabero, en la visita que este ha realizado al barrio acompañado por el Viceportavoz Toribio Plaza y el concejal Jesús González Rivas.

Cabero se ha mostrado partidario de rediseñar el actual trazado de las líneas de autobuses actualmente existentes en Salamanca y de crear una línea circular que una estos barrios entre sí con el resto de la periferia de la capital, además de la puesta en marcha o adecuación de otras vías de comunicación como caminos verdes o carriles bici entre Vistahermosa y el Zurguén. Estas últimas propuestas estarían dentro de la iniciativa que el Grupo Municipal Socialista piensa trasladar al equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca para que convierta el Arroyo del Zurguén en un espacio verde para el ocio y disfrute de los ciudadanos.

El portavoz socialista ha debatido esta iniciativa con los representantes vecinales del barrio de Vistahermosa, un proyecto que posibilitaría un nuevo espacio verde para la ciudad, además de, una mejora en la adecuación y adecentamiento de la zona y nuevas vías de comunicación entre barrios respetuosas con el entorno y el medio ambiente.

Los representantes vecinales han insistido en que algo tan elemental como el que pase por su barrio un autobús cada veinte minutos solamente ha podido ser una realidad tras organizar movilizaciones masivas. A pesar de todo, el transporte público sigue siendo insuficiente ya que no existe una sola línea nocturna ni hay una unión directa con los barrios próximos.

Los vecinos señalaron asimismo que su barrio requiere actuaciones urgentes en relación con la prestación de servicios municipales como el abastecimiento de agua, falta de caudal y de presión, la ausencia de asfaltado de unas calles que aún exhiben el cemento, la absoluta insuficiencia de mantenimiento en el alumbrado público, el estado de abandono de las zonas verdes y la malísima calidad y estado de los accesos.

De igual forma han querido mostrar su queja en relación al funcionamiento del nuevo Centro Cívico y la incompatibilidad de sus horarios con las necesidades de los ciudadanos, algo que está suponiendo que muchas de las actividades demandadas por los usuarios no se puedan realizar o llevar a cabo.

Los ediles socialistas, tras comprobar todas estas deficiencias, consideran que el diseño urbanístico realizado en los últimos años se ha hecho mal, sin contar con la opinión y la participación de los vecinos, sin cubrir sus necesidades y sin tener en cuenta los cambios poblacionales. La dotación de servicios e infraestructuras es deficiente por no decir nula y esto ha hecho que los barrios sean poco habitables y no tengan identidad propia.

Cabero ha atribuido esta situación a la falta de coordinación de las iniciativas del Ayuntamiento y su improvisación, la falta de interés por contar con la participación vecinal, y a la nula voluntad de llegar a acuerdos con otros municipios limítrofes del Alfoz salmantino.