Cabeceras de comarca y municipios del alfoz, golpeados por el paro con un aumento del 55% en el número de parados

Carbajosa es uno de los municipios donde el paro se ha disparado (Foto: Chema Díez)

Entre 2007 y 2013, el desempleo acumula registros muy negativos en Alba, Ciudad Rodrigo, Béjar, Guijuelo, Carbajosa, Villamayor, Santa Marta, Peñaranda o Villares de la Reina.

Crisis, desempleo, dificultades económicas, cierre de empresas, despidos… son solo algunos de los efectos negativos que están sufriendo las principales cabeceras de comarca y los municipios del alfoz que cuentan con un mayor número de parados. Y es que el desempleo ha aumentado en solo seis años la friolera de un 55% de media entre todos los municipios analizados, con muy pocas esperanzas de recuperación y una tendencia negativa año año.

 

Así, y tomando como referencia el mes de marzo, la tendencia con el paso de los años se centra en el incremento del nivel de parados en todos los municipios relevantes de la provincia, incluida la capital. De hecho es Salamanca el que cuenta con una mayor cifra de personas sin trabajo con 17.410 en la actualidad, números que distan mucho de los 9.606 parados del año 2007. Precisamente, el mayor incremento se produjo entre 2007 y 2008 con los primeros zarpazos de la crisis para alcanzar los 13.441 desempleados.

 

Por eso, y como es lógico, esta situación se repite en todos los municipios importantes de la provincia que han aumentado su cifra de parados de manera desorbitada. Por tanto, Alba de Tormes ha pasado de 256  a 658 desempleados; Ciudad Rodrigo de 979 a 1.738; Béjar de 1.249 a 1.880; Guijuelo de 235 a 495; Carbajosa de 225 a 681; Villamayor de 266 a 726; Santa Marta de 834 a 1.807; Peñaranda de 518 a 961; y Villares de la Reina de 208 a 653 parados.

 

Todos los datos se refieren al mes de marzo de cada uno de los ejercicios, con una tendencia a la baja en todos los años desde 2007 a 2013, mostrando la incidencia y el golpe de la crisis a una provincia con escaso tejido empresarial y que está demasiado herido tal y como dejan claro las cifras del Servicio Público de Empleo.