Brutal agresión en un partido de fútbol regional de Cataluña

La agresión tuvo lugar después de una discusión en medio del campo, cuando la pelota se encontraba en una de las áreas. El partido tuvo que suspenderse debido a los puñetazos que el jugador del Ibéria B, Fernando Moreno, le propinó a Jordan Escandell, del CP Sarriá B.

Una brutal agresión física marcó el partido de fútbol entre dos equipos regionales catalanes el pasado domingo, 13 de marzo. El partido tuvo que suspenderse debido a los puñetazos que el jugador del Ibéria B, Fernando Moreno, le propinó a Jordan Escandell, del CP Sarriá B, que más tarde denunció el ataque ante los Mossos d'esquadra.

 

La agresión tuvo lugar después de una discusión en medio del campo, cuando la pelota se encontraba en una de las áreas. Según viene recogido en el vídeo de la grabación, realizada por uno de los aficionados, Moreno (que lucía el dorsal número 23) agredió de tal forma al jugador rival que cayó al suelo consciente. El jugador del Ibéria siguió pegándole puñetazos hasta la intervención del resto de jugadores y del árbitro.

 

En el partido de ida, en el campo de Can Caralleu (Sarriá) ya hubo incidentes. Por este motivo, el CP advirtió a la Federación Catalana sobre la posibilidad de que pudieran repetirse estos hechos y ante esta advertencia, la federación mandó a un delegado territorial que fue quien atendió a Escandell en el momento de producirse la agresión.

 

Después de este grave incidente el Ibéria, el mismo domingo por la noche, comunicó al CP Sarriá que el jugador había sido expulsado del club, que también tomó la decisión de retirar al equipo, el amateur B, de la competición.

 

El ataque sucedió cuando el contador marcaba 0-1 a favor de los visitantes (CP Sarriá B). Los Mossos están investigando el motivo de la agresión después de que Escandell denunciara ante el cuerpo policial, presente durante el partido.

 

"SEGUIREMOS TRABAJANDO POR EL FÚTBOL FORMATIVO"

 

A raíz de estos hechos, la web oficial del CP Siarrá publicó el pasado martes un comunicado en el que "condena" y "lamenta" la agresión sufrida a su jugador del equipo de 4ª Catalana. El comunicado, cuya firma viene del presidente del Club, José Calderón Calopa, destaca "la actitud y profesionalidad" de los técnicos y auxiliares del club en el momento de la agresión y durante la tarde en la que se produjo, y agradecen a la Federación Catalana de Fútbol el "apoyo recibido" y, en especial, al vicepresidente de la misma, Francesc Folguera.

 

El club da las gracias a los medios de comunicación por divulgar la información de los hechos, al tiempo que manifiesta en el comunicado que seguirán trabajando "desde la discreción" como han venido haciendo, aseguran, los últimos 62 años "por el fútbol formativo".