Bruselas redirige 1.100 millones de euros de las ayudas europeas de España a combatir el paro juvenil

Se trata del 10% de los fondos que todavía no se han gastado
La Comisión Europea ha redirigido ya 1.100 millones de euros de las ayudas europeas de España a combatir el paro juvenil, que asciende al 51,1%, una de las tasas más altas de la UE. Esta iniciativa podría beneficiar a 7.700 pequeñas y medianas empresas, según las estimaciones del presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso.

Barroso ha informado a los líderes europeos del resultado del trabajo de los equipos de expertos que Bruselas envió a principios de año a España y a otros siete Estados miembros con una alta tasa de paro juvenil. Uno de los objetivos de estos equipos era concentrar en la lucha contra el paro los fondos comunitarios ya adjudicados pero no gastados correspondientes al periodo 2007-2013.

En el caso de España, se trata de 10.700 millones de euros, de los que de momento el 10% se reasignará a combatir el desempleo juvenil. En concreto, 135 millones se destinarán al servicio público de empleo (INEM) para ayudar a los jóvenes a encontrar trabajo, y se ultima la posibilidad de consagrar a este fin 1.000 millones más, según ha detallado el presidente de la Comisión.

Otros 80 millones de euros se dirigirán a fomentar el empleo juvenil y 157 millones se dedicarán a crear un fondo temporal para financiar pymes innovadoras.

Además de España, los otros países beneficiarios de esta iniciativa son Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Portugal y Eslovaquia. El Estado miembro que ha conseguido hasta ahora redirigir más fondos a combatir el paro es Italia, con 3.600 millones de los 8.000 millones de ayudas europeas que le quedan por gastar.