Bruselas quiere que la reforma impida seguir dando ayudas a "aeropuertos" y "agricultores de sofá"

Asegura que las exigencias para una agricultura "más verde" no supondrá más costes para el sector ni la administración
El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha propuesto hoy definir de forma clara la figura del "agricultor activo" con el objetivo de que dejen de percibir fondos agrícolas quienes no tienen en el sector una actividad principal y evitar así que sigan recibiendo ayudas, por ejemplo, "aeropuertos y campos de golf", porque "la PAC no tiene la vocación de pagar a agricultores de sofá".

"Dudo seriamente que los aeropuertos o campos de golf necesiten una ayuda a la renta agrícola", ha afirmado el comisario en una comparecencia ante la comisión agrícola del Parlamento Europeo. Son las primeras declaraciones del comisario tras presentar este miércoles una reforma de la Política Agraria Común (PAC) que deberá negociar la UE en el próximo año y medio, para su entrada en vigor en 2014.

Las principales novedades del documento aprobado por el Colegio de Comisarios se centran en medidas para favorecer un reparto "más justo" entre sectores y regiones para equilibrar el gasto agrícola europeo y también para apoyar los esfuerzos medioambientales con fondos adicionales para los agricultores más 'verdes'.

Ciolos es partidario de fijar un pago directo de base por hectárea igual para todos, por lo que pide a España y el resto de antiguos Estados miembros que ajusten progresivamente de aquí a 2019 la asignación de las ayudas directas a sus agricultores.

Para definir claramente la figura de "agricultor activo", Bruselas plantea que las ayudas directas "deben representar al menos un 5 por ciento de los ingresos no agrícolas del demandante", según ha explicado el comisario a los eurodiputados. Otro requisito será "instituir una obligación de trabajo mínimo en la superficie agrícola, porque la PAC "no tiene la vocación de pagar a los agricultores de sofá". Los productores que reciban como máximo 5.000 euros al año en ayudas directas quedarán exentos.

Además, Ciolos apuesta por fijar un techo máximo al pago único para que no exceda los 300.000 euros anuales y evitar así que sean los grandes terratenientes los que más se benefician de los apoyos comunitarios. Y defiende un recorte progresivo de las ayudas por tramos de entre 150.000 y 300.000 euros, para reducirlas entre un 20 y un 70%, según el tramo.

Este tope, sin embargo, no afectaría al proyecto de reservar el 30% de las ayudas para primar las buenas prácticas medioambientales y contempla salvedades para computar el coste salarial de las explotaciones antes de aplicar la reducción, con el objetivo de no castigar con este cambio la creación de empleo en el sector.

Sobre las buenas prácticas medioambientales, Ciolos ha explicado a los eurodiputados que se trata en parte de una forma de luchar contra "las acusaciones permanentes de contaminación" que recaen sobre los agricultores europeos y ha asegurado que se trata de acciones "sencillas" como el barbecho ecológico, los pastos permanentes o la rotación de cultivos.

"Las medidas no pondrán a los agricultores ni a las administraciones frente a una sobrecarga desproporcionada", ha recalcado el comisario en su comparecencia parlamentaria, en referencia a las fuertes críticas del sector que temen costes adicionales que lastren su competitividad y sostenibilidad económica.

Las prioridades que justifican los cambios, según ha enumerado Ciolos, se centran en poner la competitividad de los agricultores al servicio de la seguridad alimentaria, crear las bases para una competitividad a largo plazo en el plano económico pero también medioambiental, garantizar el desarrollo "armonioso" del sector en todo el territorio de la UE y "simplificar" la PAC.

"Es necesario establecer un nuevo equilibrio en el marco de una verdadera asociación entre la sociedad, que ofrece los recursos financieros de una política pública, y los agricultores, que mantienen vivas las zonas rurales, que siguen en contacto con los ecosistemas y que producen nuestros alimentos", ha justificado Ciolos.