Bruselas precisa al fin que el préstamo de los 100.000 millones de euros a España "es para la banca"

Aunque podrá destinar parte a comprar deuda con el fin de rebajar la prima de riesgo

La Comisión Europea ha precisado hoy que el préstamo de 100.000 millones que el Eurogrupo aprobará este viernes para España va dirigido a la banca y "no para otros objetivos". Bruselas sostiene que si el Gobierno quiere ayuda para comprar bonos y reducir así la prima de riesgo deberá realizar otra petición.

"Para ser muy claro, los 100.000 millones de euros que la eurozona se ha comprometido a proporcionar para la recapitalización del sector bancario español van destinados a este objetivo preciso y no a otros objetivos", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor.

"No hay ningún vinculo entre la asistencia financiera que se concederá para la recapitalización de los bancos españoles y cualquier otra asistencia financiera que pueda pedirse en algún momento del futuro por parte de España o cualquier otro Estado miembro", ha sostenido O'Connor.

El portavoz ha resaltado que si España o Italia desean que el fondo de rescate compre deuda con el fin de reducir su prima de riesgo deben presentar una solicitud formal al Eurogrupo y seguir así los procedimientos previstos.

El Ejecutivo comunitario ha eludido pronunciarse al ser preguntada por si considera que la firma del rescate bancario para España este viernes servirá para calmar a los mercados y reducir la prima de riesgo. "La Comisión está preparada para cualquier cosa y operativa y trabajando" durante el verano, ha dicho su portavoz, Pia Ahrenkilde.

España podrá destinar parte de los 100.000 millones de euros del rescate bancario que el Eurogrupo aprobará este viernes a comprar deuda con el fin de rebajar la prima de riesgo o a una línea de crédito preventiva para financiar al Estado. No obstante, necesitará la autorización del Eurogrupo, que podría imponer nuevas condiciones a cambio de la ayuda, aunque no tendrá que pasar por un nuevo procedimiento de ratificación en los parlamentos nacionales.

La posibilidad de utilizar el préstamo de la UE para comprar deuda, que no había sido desvelada ni por el Gobierno ni por el Eurogrupo, figura en el contrato suscrito entre el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), por una parte, y el Estado español, el Banco de España y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), por otra. El borrador, fechado el 16 de julio, ha sido publicado en la página web del parlamento alemán.