Bruselas pide a España que atienda a los Erasmus que ya han iniciado curso

Favorable al cambio pero siempre que se hubiera realizado antes de comenzar el curso. 

La Comisión Europea ha avalado la decisión de España de concentrar las becas nacionales Erasmus en los estudiantes con rentas más bajas, pero ha criticado que los cambios se anunciaran después de iniciarse el año universitario y ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que atienda las "expectativas legítimas" de los Erasmus españoles que ya han empezado estudios en universidades extranjeras.

 

"La decisión de las autoridades españolas debería haberse anunciado a los estudiantes antes del inicio del año universitario --ha denunciado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly--. Los estudiantes que están actualmente en el programa Erasmus para el año 2013-2014 se encuentran penalizados y deberían haber sido informados de la suspensión o del cambio de la aportación nacional que les correspondía", ha resaltado.

 

"Por ello esperamos que las expectativas legítimas de los estudiantes que están actualmente en el programa Erasmus puedan ser atendidas por las autoridades españolas", ha reclamado el portavoz.

 

En todo caso, el Ejecutivo comunitario "no hace comentarios" sobre el recorte del volumen total dedicado a becas Erasmus por España -de 30 a 15 millones de euros en 2012- ni tampoco sobre la decisión del ministerio de Educación de concentrar las ayudas en los estudiantes con menor renta. Otros países, como Francia y Bélgica, ya han reformado su sistema en el mismo sentido.

 

La decisión de España no influirá, según ha destacado Bailly, en la beca que seguirán recibiendo los 39.000 Erasmus españoles directamente del presupuesto de la UE, y que se sitúa en alrededor de 111 euros al mes. La UE ha decidido, además, aumentar en un 40 por ciento el presupuesto para Erasmus en el periodo 2014-2020, lo que permitirá que dos millones de estudiantes adicionales se beneficien de la beca.