Bruselas aprueba el Real Decreto de ayuda para el sector del carbón

Compensaciones. Gracias a este nuevo acuerdo, el Gobierno español subvencionará a diez compañías eléctricas para que se abastezcan del mineral autóctono a cambio de un precio fijo
Ical / Bruselas
La Comisión Europea dio ayer luz verde al Real Decreto de ayudas al carbón, con el que el Gobierno subvencionará a diez compañías eléctricas para que se abastezcan del mineral autóctono a cambio de un precio fijo.

El Ejecutivo comunitario aprobó las compensaciones a las compañías eléctricas “por el coste adicional que soportan debido a la obligación de servicio público de producir determinados volúmenes de electricidad a partir de carbón generado en España”, al tiempo que consideró que no darán lugar a una “sobrecompensación de los costes soportados por los productores de electricidad”.

El marco europeo de estas subvenciones permite la concesión de ayudas siempre que no rebasen la diferencia entre los gastos resultantes de prestar el servicio y los beneficios obtenidos a este respecto, teniendo en cuenta un beneficio razonable, según explicó el ejecutivo comunitario. En el caso español, la compensación a las centrales se limita estrictamente a los costes extraordinarios impuestos por el servicio público.

El Real Decreto, al igual que la legislación europea, permite que alrededor del nueve por ciento de la energía eléctrica se genere con fuentes autóctonas, un porcentaje inferior al 15 establecido en la legislación europea. En el período 2011-2014, los volúmenes de electricidad afectados por el Real Decreto no excederán de 23,4 teravatios hora por año, informó la Comisión Europea. Además, las cantidades de carbón afectadas no podrán exceder los objetivos de producción decreciente establecidos en el Plan Nacional del Carbón español.

A cambio de la aprobación, Bruselas exige a España que no conceda subvenciones más allá de 2014. En este sentido, señaló que el Gobierno español se ha comprometido “en firme” a no prorrogar las ayudas más allá de esta fecha.