Broche final a la Semana Santa con el encuentro entre el Resucitado y la Virgen

El buen tiempo propició que cientos de salmantinos y turistas abarrotaran la Plaza de Anaya a mediodía.

Por tercer año consecutivo, la Catedral ha acogido El Encuentro, acto final de la Semana Santa, en el que Nuestra Señora de la Alegría se ha despojado del luto para lucir su manto blanco al encontrarse con la imagen del Cristo Resucitado.

 

Ambos pasos, además del sepulcro vacío y el Lignum Crucis, han partido de la iglesia de la Vera Cruz con una diferencia de 45 minutos. Junto a ellos han salido los cortejos ya sin capirotes para llegar a la Plaza de Anaya sobre las 13 horas.

 

encuentro semana santa procesión

 

Allí, frente a la catedral, ha tenido lugar el emocionante acto del encuentro en el que las figuras del Resucitado y la Virgen de la Alegría se enfrentan y sus portadores las alzan al cielo para inclinarlas varias veces ante el cerrado aplauso de los presentes.

 

Tras la ceremonia que ha presidido el obispo de la Diócesis, Carlos López, las dos imágenes han desfilado de forma conjunta hasta llegar a la Plaza Mayor primero y regresar a la Vera Cruz después.

La catedral fue el escenario del encuentro entre el Resucitado y la Virgen (Foto: I. C.)
Ver album