Bravo: "En la última vuelta he tenido que sujetar las lágrimas porque se me saltaban de la emoción"

Alberto Bravo a su paso por el Puente Romano
Ver album

Alberto Bravo y Marina Leboso, ganadores en la prueba masculina y femenina de la Half Ironman, apuntan al recorrido en bicicleta como el más duro y aplauden los recorridos de carrera a pie y natación. 

"En la última vuelta he tenido que sujetar las lágrimas porque se me saltaban. Más contento no puedo estar", reconocía Alberto Bravo, ganador de la primera Half Ironman Ciudad de Salamanca después de cruzar la meta emocionado.

 

Bravo apuntaba que la prueba fue dura: "Sobre todo en la bici. Yo que soy de Salamanca no imaginaba que pudiera haber un terreno tan rompepiernas y con tanto desnivel cerca de la ciudad. Eran continuos repechos y se ha hecho dura. Pero bueno, a mi eso no me viene mal del todo". 

 

"En la natación hicimos un grupo de tres con dos chicos de Segovia en cabeza y me he puesto cómodo a rueda. Después a tirar porque sabía que iban a pillar antes o después. Me ha pasado Guillermo en la primera vuelta, en la segunda Miguel pero en la tercera ya he vuelto a pillar a Miguel y no venían lejos los primeros y a intentar pillarlos cuanto antes", resumía hasta llegar a la prueba de carrera a pie. "Corriendo ya salí con fuerza porque es mi mejor baza y cuanto antes lo pillara mejor".

 

Bravo daba gracias a la afición. "Ha sido espectacular. En el Puente Romano, en el Enrique Estevan, en todos los lados había gente que me conocía y me han llevado en volandas". 

 

Por su parte, Marina Leboso también fue sobre la bicicleta donde más sufrió: "He pasado un momento malo y también se me ha salido la cadena", comentaba, pero aun así se mostraba satisfecha "porque después recuperé bien". Además aplaudía la prueba, resaltando en especial la carrera a nado. "Es una gozada poder nadar así, sin demasiada gente y en un río de estas características".